Los daños colaterales del mercado del petróleo

|

Jose Rafael Diaz Hernandez

_____

El precio del barril de petróleo vuelve a registrar esta semana caídas, tanto en el BRENT (Petróleo procedente del Mar del Norte), como en el WTI (West Texas Intermediate). Los rebrotes de casos de coronavirus están afectado al mercado, pero también las ultimas reuniones de la OPEP, en las que se han acordado nuevos recortes de producción con el objetivo de estabilizar los precios y evitar nuevas caídas (entre ellos los de Nigeria, Irak o Angola).


La caída en la demanda de productos a nivel global, también ha afectado a los precios del crudo. En estos días, el miedo a posibles rebrotes del virus, ha paralizado los mercados bursátiles de las plazas asiáticas y americanas. Las reservas estadounidenses de crudo marcan nuevas crecidas debido a la menor salida de producto de los stock.


A esto se une que la Agencia Internacional de la Energía (AIE), ha afirmado que, si bien la demanda de petróleo se recuperará poco a poco durante 2021, necesitaremos un par de años hasta alcanzar niveles previos al estallido de la pandemia.


Las aerolíneas siguen con dificultades, despidos masivos, flotas completas de aviones en tierra, compañías en quiebra, etc, y por lo tanto el consumo de combustible fósiles se reciente en todo el mundo. La demanda bajará este año en un 2,5% (Bloomberg) , con respecto a 2019.


Esta semana también conocíamos las dificultades financieras de algunas compañías perforadoras con presencia en Canarias. Todo esta concatenación de sucesos está afectando al tejido empresarial y al de la reparación naval presente en los puertos canarios, que se ha especializado en este sector, desarrollando equipos altamente especializados y sobradamente capaces de acometer grandes proyectos en plataformas, buques perforadores, etc.


Crear estos equipos y mantenerlos en el tiempo, no ha sido fruto de la casualidad, sino del esfuerzo de algunos empresarios que con ilusión, esfuerzo y visión, han sido capaces de dar un servicio de calidad y al nivel que este exigente mercado requiere. Gracias a ello se ha creado empleo y se han formado jóvenes en el ámbito de la reparación naval, con cometidos especializados, homologados en sus funciones para dar respuesta a los elevados parámetros de control y seguridad exigidos.


Las empresas canarias de alto valor técnico son capaces de competir a nivel internacional. No es fácil crear nuevas oportunidades y alternativas industriales de empleo, mas allá del importante sector turístico en Canarias.

Debemos aprender de la crisis actual, que necesitamos con urgencia desarrollar otras alternativas económicas que repartan el peso de nuestro PIB de manera mas equilibrada, evitando el crecimiento del desempleo cuando el turismo desciende o se detiene súbitamente, como ha sido el caso.


Ha costado mucho reflotar la reparación naval en las islas para que lograra competir con compañías de otros estados y puertos cercanos. Las dificultades del sector petrolero lo ponen todo eventualmente en riesgo. Hay que evitar que se pierda lo que tanto esfuerzo ha costado. Las instituciones y organismos públicos deben apoyar las iniciativas promocionales y de expansión de las empresas, para la captación de otros clientes que no sean los asociados exclusivamente al sector de las energías fósiles, permitiendo así la supervivencia de las estructuras de reparación naval. Hay otros mercados en los que se puede aplicar la valiosa experiencia de las empresas de reparación naval de Canarias, lo que permitiría su supervivencia, mantener el tejido de profesional y empleos.


Si la logística ha permitido el abastecimiento mundial durante la crisis epidemiológica, ha sido gracias al sector naval y sin el mantenimiento y reparación de las flotas, ello no sería posible. Hablamos por tanto de un mercado potencial y garantizado. El covid19 ha postrado los aviones, pero los barcos han seguido navegando. Considerando la posición geoestratégica de Canarias en mitad de importantes rutas impor-expor, el tráfico cautivo, de cruceros o la industria off-shore de las islas, estamos obligados a centrar todos nuestro esfuerzo en la captación de estos buques para nuestros talleres y astilleros.


Captura de pantalla 2020 06 22 a las 8.27.55


Y debe ser pronto. Nuevas y colosales inversiones en la costa occidental africana, que han detectado ya estas oportunidades, anuncian la construcción de puertos industriales y diques secos. Se convertirán sin duda en un difícil competidor, no solo para el sector, sino para las infraestructuras portuarias en general. Los puertos son fundamentales para el Archipiélago por motivos obvios, son polo de riqueza y desarrollo, su importancia ha quedado más que patente durante la pandemia y deben ser una prioridad para cualquier gobierno, pues son el garante de mantener en marcha la economía de las islas, independientemente del sector.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Opinión

0jmpj

By José María Pedrosa Jamar

Director Marine&Logistics Norte, Aon

Comenta
JoseRafaelDiazHernandez 1 1

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition.

Comenta
Jose Rafael Diaz Hernandez

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition.

Comenta
Image001RD

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition.

Comenta

Encuesta