La terminal de Reganosa en el Ferrol ha recibido este año tantos buques como en todo 2018

|

Puerto de Rerrol   Reganosa   Maran Gas Troy

_____

Esta semana han llegado a coincidir hasta cuatro metaneros en la ría de Ferrol, un enclave gasista de referencia mundial.

_____

Cuando todavía restan más de tres meses para la conclusión de 2019, la terminal de gas natural licuado del puerto de Ferrol ya ha recibido este año tantos buques como en todo el pasado. Desde este enero, a las instalaciones propiedad de Reganosa han arribado dieciséis metaneros: tres para operaciones de enfriamiento y puesta en gas, y otros trece para realizar descargas, la misma distribución de servicios que la registrada en el conjunto de 2018.


Hasta el momento, el último barco en llegar a la terminal de Mugardos ha sido el “Maran Gas Troy”, que atracó el lunes y zarpó el martes. Su paso por la ría de Ferrol hizo que dentro de esta última llegasen a coincidir esta semana hasta cuatro grandes gaseros: el ya citado, con 294 metros de eslora, más otros tres que actualmente se encuentran en el astillero de la ciudad (el “Pskov”, de 300; el “British Emerald”, de 288; y el “Neptune”, de 283).


Nunca cerrado al tráfico desde 2001, el puerto de Ferrol es el más resguardado del norte de la península Ibérica. En él conviven Reganosa y Navantia. Entre las facilidades ofertadas por la multinacional gallega de la energía y el grupo público de construcción naval, un metanero puede ahora navegar desde cualquier lugar hasta la zona, vaciar allí sus tanques, ser reparado, someterse a una puesta a punto y volver a llenar sus bodegas sin salir de la ría, unas sinergias que convierten al lugar en un enclave gasista de referencia mundial.


Tras la descarga del “Maran Gas Troy”, suman ya 1.325.509 los metros cúbicos de GNL recibidos por Reganosa en su terminal en lo que va de ejercicio. El incremento de actividad en este campo también está teniendo reflejo en el aumento de las labores de regasificación. En agosto, por ejemplo, el complejo emitió 1.608.198.942 kilovatios hora, un 162,2 % más que en igual mes de 2018. Funcionó al 45 % de su capacidad máxima, siete puntos por encima de la media del sistema español, mientras que en julio lo había hecho al 39 %, frente al 21 % contabilizado en las restantes plantas del país.


En estos buenos datos influye favorablemente el proceso de transición energética emprendido por Europa, al desplazar combustibles como el carbón o el fueloil por GNL, con menor impacto ambiental, así como la nueva orientación atlántica del tráfico de gas natural licuado, con actores destacados en Estados Unidos y Rusia; en este caso, la localización geográfica de la terminal del puerto de Ferrol permite minimizar los costes logísticos. En lo cualitativo, además, Reganosa está logrando afianzar su posición en el negocio de los servicios de pequeña escala, un segmento de gran futuro.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

OPINIÓN

SergioGalvan2019

Por Sergio Galván

Gerente de la Fundación Puertos de Las Palmas 

Comenta