Canarias reclama que una parte de la pesca en aguas mauritanas sea descargada en los puertos del archipiélago

|

Macapel   UE feb19

_____

Propone a la Comisión Europea la aplicación de un porcentaje del total de las capturas autorizadas en el Acuerdo de pesca de la UE con Mauritania, tal y como establece el convenio recientemente aprobado de la UE con Marruecos.

_____ 

Representantes de la comunidad portuaria de Canarias, en la que estaban representados por la Federación Canaria de Empresas Portuarias (Fedeport), Comisión de Puertos de la Confederación de Empresarios de Las Palmas, Coordinadora Estatal de Trabajadores Portuarios, Asoción de Estibadores, Armadores, Operadores de Mercancía, de Terminales dedicadas y Concesionarios de Canarias (Aotec), Asociación Sindical de Estibadores Portuarios, Gobierno de Canarias y Proexca, han mantenido una reunión en el día de hoy con Emmanuel Berck, Jefe de Unidad de "Negociaciones Comerciales y Acuerdos de Colaboración de Pesca Sostenible y Marta Morén Abat, Desk Officer - Relaciones Internacionales, ambos de la DG Mare de la Comisión Europea.


Destacado ha sido el papel del representante del Gobierno de Canarias, el viceconsejero de Pesca, Abel Morales Rodríguez, quien ha encabezado la representación canaria.


El eje de la reunión ha estado centrado en la solicitud de la aplicación de un porcentaje del total de capturas autorizadas en el Acuerdo de pesca de la UE con Mauritania, tal y como establece el convenio recientemente aprobado de la UE con Marruecos.


El Protocolo de Pesca suscrito por la UE con Mauritania tuvo importantes repercusiones negativas en las empresas del Puerto de Las Palmas y, en particular, en las actividades relacionadas con el desembarco y manipulación de la pesca pelágica, ya que el Acuerdo incluye la obligatoriedad de desembarco en aguas mauritanas. Se estima en 2.000 los empleos afectados entre directos e indirectos (servicios e industrias asociadas), una caída de un 80% de la actividad portuaria relacionada con la pesca así como un alto nivel de infrautilización de la infraestructuras.


En lo que a Mauritania se refiere, el país muestra una importante carencia de infraestructuras para alcanzar niveles de producción pelágica previstos por las autoridades mauritanas, así como la inexistencia de actividades de valor añadido vinculadas al sector de la pesca industrial pelágica, que consoliden empleo y tecnología.


La delegación canaria ha trasladado una propuesta a considerar en relación al nuevo protocolo de pesca entre la República Islámica de Mauritania y la UE, con objeto de incluir la excepción de manera temporal y decreciente la obligación de desembarco/transbordo en puertos mauritanos para la flota con base en los puertos canarios en tanto las autoridades mauritanas no cuenten con las infraestructuras adecuadas en sus puertos.


Para ello, se propone la aplicación de un porcentaje del total de las capturas autorizadas en el Acuerdo, tal y como establece el convenio recientemente aprobado de la UE con Marruecos.


La Comisión Europea, ha aceptado la posibilidad de incluir este tipo de excepcionalidad en el acuerdo vigente con Mauritania, en base al carácter ultraperiférico de las Islas Canarias, propuesta que no se ha visto ratificada por la autoridades de Mauritania.


Por otra parte, la delegación canaria ha trasladado la petición de mantener la condición ya establecida en el Protocolo vigente de vincular una parte del coste del convenio asumido directamente por las autoridades europeas a la realización de infraestructura básica y desarrollo de servicios para la asistencia a la flota pesquera.


Aunque inicialmente esta cláusula del protocolo estaba directamente relacionada con el desarrollo de infraestructuras que pudieran servir de apoyo a proyectos como MACAPEL no se ha materializado ningún tipo de proyecto.


En este sentido, para los representantes canarios "sería de enorme interés apoyar explícitamente en el propio acuerdo, la importancia de la cooperación y el desarrollo de proyectos que favorezcan la conectividad entre los territorios en el marco de las políticas de vecindad".


Incluir una cláusula que permita priorizar la atención a la flota pesquera en puertos mauritanos por parte de los consorcios empresariales UE-Mauritania, como es el caso de MACAPEL. Particularmente para la pesca desembarcada en el marco del convenio UE-Mauritania.


También se ha propuesto incluir en el ámbito del protocolo el desarrollo de actividades vinculadas a la formación, al considerar que están en plena sintonía con las políticas pesqueras de la UE y pueden ser de interés para Mauritania.


Ello se podría instrumentar a través del Plan de Formación Elaborado por MACAPEL en colaboración con la Asociación de Trabajadores Portuarios de Las Palmas. Esta formación permitiría incrementar la capacidad profesional del marinero y trabajadores de tierra mauritanos, tanto de cara a la producción propia como para los servicios en otro tipo de flotas.


Por otra parte han trasladado la petición de que con carácter general, no se debería de admitir una discriminación a la flota de la UE respecto otras de terceros países ni la discriminación de los armadores canario/comunitarios respecto a los de países tercero. Esto hace referencia a lo que ha ocurrido con las empresas de origen chino las cuales han desarrollado en los dos últimos años un proyecto similar al propuesto por MACAPEL.


Por último se ha trasladado la posibilidad de apoyar mediante medidas concretas, tanto desde la UE como de las propias autoridades españolas la creación de un corredor de mercancías que incluyera los países vecinos a Canarias como RUP, esto es Marruecos-Mauritania. Ello se podría materializar tanto a nivel de las medidas derivadas de Política de Vecindad, y Transporte como en las propias medidas específicas aplicadas a las RUP a través de los fondos europeos.


En esta línea se plantea también la posibilidad de que este tipo de capturas descargadas en las islas pueda acogerse a las ayudas a la comercialización para la pesca industrial vigentes en el régimen del POSEI

En este sentido han presentado una adaptación del proyecto Macapel para adaptarlo a la realidad actual.


NUEVA INICIATIVA MACAPEL

Se propone el desarrollo de una plataforma de operaciones para la descarga, paletizado y carga de la pesca pelágica en el puerto de Nouadhibou, en concreto en el muelle construido con la ayuda del gobierno de España a través de fondos FAD.


La pesca descargada de los buques de pesca que operan en la aguas mauritanas se carga en contenedores “reefer” que serían trasladados al Puerto de Las Palmas allí realizar las operaciones de manipulación, clasificado, etiquetado y reenvío al destino final.


Este proyecto con respecto al anterior permitiría mantener la calidad del producto, dando continuidad a la cadena de frío; suplir las deficiencias detectadas en la operativa actual en el puerto mauritano; clasificación, etiquetado, reparaciones de cajas y palets, etc.; generar un corredor de tráfico marítimo entre Canarias y Mauritania que permitiría abaratar los precios del transporte de mercancía aprovechando los tráficos de retorno con los contenedores vacíos.


Como aspectos a destacar frente al proyecto original, la nueva propuesta difiere en que se puede comenzar la operativa de forma inmediata en cuanto se disponga de los medios físicos para la realización de las operaciones con la inversión asociada que ello requiere (contenedores “reefers” y disponibilidad de grúas y otros medios técnicos). La inversión prevista en esta fase ascendería aproximadamente a unos 13 millones de euros.


Aunque el nivel de empleo que se genera en Mauritania en esta fase es menor que el previsto en el proyecto original, requiere también de una mano de obra especializada, que sería contratada en el país y formada en el país. Por otro lado, se produciría el aprovechamiento de una infraestructura portuaria infrautilizada con un incremento de la capacidad de rotación de la carga actualmente desembarcada en el Puerto de Nouadhibou; y finalmente se conseguiría prestar servicios a la flota pelágica europea, que actualmente viene realizando las operaciones en alta mar dada la escasez de medios en tierra.


________________________

Qué es el Proyecto Macapel

Como respuesta del empresariado canario a esta situación de pérdida de las las descargas de la flota en los puertos canarios, surge el proyecto MACAPEL, un partenariado canario-mauritano, de colaboración público-privada, para el desarrollo de actividades relacionadas con la descarga y el tratamiento de productos de la pesca en los puertos. Los objetivos del proyecto se centraron en participar en la gestión de la actividad portuaria y pesquera en Mauritania, consolidando la implantación de empresas canarias en este país; y en solicitar una excepción de descarga en los puertos canarios de 100.000 toneladas/año hasta que los puertos mauritanos dispongan de infraestructuras adecuadas para atender las cantidades previstas.



Para su ejecución el proyecto incluía la necesidad de desarrollar una serie de infraestructuras públicas y privadas. Como infraestructura pública se proyecta la construcción de un muelle de 1.200 metros de línea de atraque, capaz de albergar un frigorífico con capacidad de 60.000 toneladas e infraestructuras que permitirían realizar 4 operaciones pelágicas de desembarque y 4 de embarque de forma simultánea para la manipulación de 700.000 toneladas de pescado congelado al año. El coste de dicha infraestructura ascendería a 57 millones de euros aproximadamente. Por otro lado, como infraestructura privada para los proyectos empresariales, se prevé la construcción de la nave frigorífica e industrias anexas; almacenamiento, generación de energía eléctrica, gestión de residuos y control de especies, etc. El coste de las instalaciones industriales, incluyendo almacenamiento y residuos (MARPOL y aguas de lastre) ascendería a unos 100 millones, de los que 35 corresponden al frigorífico.


Con el proyecto planteado se estimaba atender unas 700.000 toneladas de pesca, creando para ello unos 4.000 puestos de trabajo directos en Mauritania, con efecto dinamizador sobre una población de unas 25.000 personas.


En los términos propuestos, el proyecto se ajusta a los requisitos de sostenibilidad y cooperación al desarrollo que forman parte de la filosofía europea en el ámbito de los acuerdos internacionales de pesca, no solo por su contribución al desarrollo económico y social del país sino igualmente por la implementación de sistemas de gestión de los recursos marinos e industriales asociados conforme a los estándares de calidad exigidos por la normativa europea.


A pesar que desde Macapel se ha hecho un esfuerzo importante en el desarrollo técnico, tanto de la parte privada como de la pública, no se ha encontrado apoyo por parte de las autoridades de Mauritania en varios sentidos. Por un lado, el apoyo de las instituciones públicas de Mauritania se ha limitado a las declaraciones de interés sin que se haya concretado en actuaciones o decisiones concretas. Se constata una aparente falta de interés en el desarrollo de la infraestructura correspondiente a la parte pública, aparentemente justificada en base a que se alega falta de fondos propios. Aunque desde MACAPEL se ha trabajado en la búsqueda de recursos financieros públicos y privados para la construcción de las infraestructuras públicas, por parte de las autoridades mauritanas no se han hecho las gestiones correspondientes para su inclusión en los diferentes programas de apoyo; PIR regional, fondos del propio protocolo, proyectos relacionados con la el programa de conversión de deuda con España y cualquier otro tipo de actuaciones de organismos multilaterales.


Macapel ha elaborado 5 proyectos de ingeniería hasta que finamente la Autoridad de la Zona Franca de Nouadhibou (ZFN) aprobó la solución técnica planteada en el proyecto aprobado.


Por otro lado, el plan de formación elaborado por la Asociación Sindical de Estibadores Portuarios de Las Palmas, incluye en sus previsiones la formación para un total de 1.000 trabajadores en diferentes especialidades.


Hay que destacar que la ZFN, dado su interés en dar contenido al puerto de aguas profundas, desde el pasado año vienen proponiendo que la actividad propuesta por Macapel se realice en esta infraestructura, financiada parcialmente por el Banco Mundial. El muelle previsto para este puerto de aguas profundas no dispone de la capacidad física necesaria para atender a la flota pelágica industrial por carecer de línea de atraque.


Finalmente cabe señalar que las autoridades de Mauritania han apoyado el desarrollo de un proyecto empresarial de capital chino con características similares al de Macapel desde el punto de vista de la operativa pero muy alejado de las mínimas condiciones exigidas por la Política de Pesca Común, tanto en términos laborales como de la calidad de los procesos de control y tratamiento de la pesca que se aplican.


A la vista de las dificultades planteadas con el proyecto, particularmente en su vertiente pública, es decir la construcción del muelle de titularidad pública como soporte para la implantación de las infraestructuras privadas, Macapel propone una solución que, de forma transitoria, permita la realización de las operaciones de descarga y manipulación de la pesca pelágica, en tanto se desarrollo íntegramente la infraestructura propuesta.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.