​El Ayuntamiento y el Port de Barcelona acuerdan una nueva ordenación de los espacios portuarios de la ciudad

|

 E5A38734320x2880_____

Ada Colau y el presidente del Puerto, Sixte Cambra, acuerdan varios pactos que permitirán una mejor integración del ámbito portuario en la ciudad, ganar espacios para el uso vecinal y avanzar en la gestión sostenible de la movilidad y la reducción de emisiones »Se limitan las terminales internacionales de cruceros: habrá un máximo de 7, agruparán todas en el muelle Adosado una vez se complete la ampliación y liberarán espacios de los muelles Astilleros y Barcelona para el uso público y ciudadano.

_____

El Puerto elaborará un programa concreto para reducir las externalidades medioambientales del tráfico de cruceros y un plan de gestión sostenible de la movilidad terrestre de cruceristas »El plan urbanístico de la Nueva Bocana saldrá adelante con mejoras consensuadas: se crearán 14.000 m2 nuevos de espacios de calidad para uso público y se potenciarán los usos docentes con la ubicación de centros formativos y tecnológicos vinculados a la náutica. 


El consistorio y el Puerto avanzarán juntos en la reforma integral del ámbito del paseo de Colón y el muelle de la Madera, y próximamente ya se instalarán pistas deportivas para que los vecinos y vecinas de la zona puedan hacer suyo este espacio.


Paso adelante en la relación entre la ciudad de Barcelona y el ámbito portuario


La alcaldesa, Ada Colau, y el presidente del Puerto de Barcelona, Sixte Cambra, han alcanzado una serie de acuerdos importantes que permitirán avanzar en la integración de los espacios estratégicos del frente litoral, ganar espacios para el uso vecinal y mejorar la gestión de la movilidad y la reducción de emisiones.


Los pactos son fruto de la colaboración e interlocución mantenida en los últimos meses por las dos instituciones con el objetivo de recuperar el vínculo de los vecinos y vecinas con el puerto barcelonés y garantizar un modelo de gestión sostenible de la actividad que genera el Puerto en todos los ámbitos.


Uno de los puntos clave que se han abordado es la gestión de los cruceros que llegan y salen de la ciudad. 


El Port de Barcelona es el cuarto a nivel mundial en número de cruceristas -recibe 2,6 millones al año-, lo que obliga a velar para que esta sea una actividad sostenible para la ciudad.


Para garantizarlo, el consistorio y la Autoridad Portuaria han acordado limitar el número definitivo de terminales marítimas internacionales -Terminales de cruceros- a 7, que se concentrarán todas al muelle Adosado siguiendo un plan de etapas. Por lo tanto, se retirarán todas las terminales de cruceros del 'Puerto ciudad' y se abrirán las zonas que ocupan el uso ciudadano.


Actualmente, en el Puerto hay 8 terminales de cruceros: A, B, C, D y E (esta en construcción) en el muelle Adosado, Maremagnum en el muelle de España, y Norte y Sur en el muelle Barcelona (a ambos lados del World Trade Center). El calendario que se ha definido prevé las fases para el traslado al muelle Adosado de toda la actividad de cruceros, y también de la terminal de ferrys de Drassanes (utilizada actualmente por Baleària), en los siguientes plazos:


Terminales Maremagnum y Astilleros: finalización de las operaciones de cruceros y traslado inmediato de las operaciones de ferris en el muelle Adosado una vez se acabe la ampliación, con horizonte 2022-2023. Se eliminarán los usos portuarios comerciales de los muelles España y Astilleros, y se abrirán los espacios de muelle liberados al uso público ciudadano. Gracias a la finalización de la actividad de la Terminal Drassanes, se podrán retirar todas las vallas que hay entre el Portal de la Paz y el World Trade Center y configurar un nuevo gran espacio libre de borde mar que podrán disfrutar todos los ciudadanos y ciudadanas.


Terminal Norte: eliminación de la actividad de cruceros en la finalización de la concesión actual, 2026. Se suprimirán los usos portuarios comerciales de las alineaciones norte y este del muelle Barcelona, y se abrirán los espacios de muelle liberados al uso público ciudadano.


Terminal Sur: finalizarán las operaciones de cruceros cuando el espacio que ocupa actualmente la terminal polivalente de Puerto Nuevo -adjacent en la terminal E- quede desafectado del uso de transporte de mercancías. Se eliminará el uso portuario comercial en el ámbito de la alineación sur del muelle Barcelona, y se abrirán los espacios de muelle liberados al uso público ciudadano.


Para cumplir con el calendario marcado, el Puerto acelerará la redacción del proyecto constructivo de la fase cuarta de la ampliación del muelle Adosado para que se puedan sincronizar al máximo las fechas de finalización de las fases tercera y cuarta, y poder llevar a cabo los traslados previstos.


Además, los servicios regulares de la Terminal Ferry Barcelona (Trasmediterránea) podrán continuar atracando en la posición sobre la alineación sur del muelle de Barcelona, próxima al muelle Sant Bertran, que utilizan en la actualidad. Una vez hechos todos los traslados, se actualizará el Plan Especial del muelle Barcelona -y ampliará su ámbito el muelle Drassanes- para reordenar los espacios de muelle liberados que se abrirán al uso público ciudadano.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.