Balance positivo del International Dockworkers Council del primer semestre de 2017

|

IDCPressOffice3


Desde enero de este año, el número de afiliaciones ha crecido en 27.509 nuevos miembros.


El porcentaje de crecimiento de afiliaciones a la Confederación Internacional prácticamente alcanza el 50% desde el año 2014.


Los objetivos a corto y medio plazo pasan por ampliar la presencia del IDC en puertos asiáticos y africanos.


Para Jordi Aragunde, Coordinador General, "Ahora es el momento. Nuestro momento. Que los estibadores del mundo demostremos que somos capaces de mantenernos con la cabeza alta y defender nuestros Derechos y condiciones laborales".


El International Dockworkers Council (Consejo Internacional de la Estiba, IDC) cierra el primer semestre del año 2017 con un balance muy positivo, tanto a nivel de nuevos afiliados como de acciones realizadas, representatividad internacional ante Administraciones y Organismos públicos y privados, Solidaridad entre los portuarios y Formación.


Así, según se desprende de los datos de los sindicatos afiliados a la Confederación, el IDC cuenta, a cierre del mes de junio con 101.882 trabajadores afiliados, que integran alguna de las 90 instituciones sindicales que forman parte de esta gran familia. Desde enero de este año, el número de afiliaciones ha crecido en 27.509 nuevos miembros. Desde enero del presente año se han incorporado al IDC estibadores y portuarios de Brasil, Croacia, Ghana, México y Hong Kong.


Desde que en octubre del año 2014 Jordi Aragunde tomara el relevo de Antolín Goya al frente de la Coordinación General del International Dockworkers Council, la Confederación sindical ha crecido el 47,3% en porcentaje, pasando de los 69.192 miembros de entonces a los cerca de 102.000 afiliados del último balance.


En este ámbito, los responsables de cada una de las Zonas del IDC, además de su Coordinador General, se reúnen constantemente con representaciones de trabajadores para incrementar la membresía, sobre todo en puertos asiáticos y africanos en el corto y el medio plazo.


Balance de Jordi Aragunde en cada Zona


En el balance por Zonas, según Jordi Aragunde, en Europa, los casos de España y Suecia han ocupado este primer semestre gran parte del trabajo realizado. “En el primer caso, hay principio de solución, pero seguimos expectantes”, explica. En el caso sueco “nos hemos dado una tregua hasta septiembre para encontrar una solución. Mientras, seguimos aportando soluciones para dar un mejor futuro al puerto”.


Además, bajo la coordinación de Anthony Têtard, tuvo lugar la Asamblea Zona Europea en Koper, Eslovenia. En el transcurso de la reunión, el IDC decidió “dar un cambio rumbo a las relaciones con la Comisión Europea y liderar el diálogo social en Bruselas”. Para ello “hemos mantenido algún encuentro informal con otros participantes de la Mesa de Diálogo Social Sectorial, trasladándoles la necesidad de este cambio rumbo para lograr paz social y estabilidad en nuestros puertos”.


De las Zonas de las Costas Este y Oeste de Norteamérica “se debe destacar el gran trabajo de los dos sindicatos, ILWU e ILA, y la gran participación y solidaridad en los proyectos del IDC”.


Respecto a la Zona africana, destaca la Misión solidaria que se llevó a cabo en Togo y Benín, junto al Coordinador de África, Pierre Guigrehi (de Costa de Marfil). “En Benín conseguimos la libertad del compañero que quedó preso después de nuestra visita”. Por otro lado, “ahora estamos manteniendo diálogos para lograr la readmisión de otros 18 compañeros en el puerto de Cotonou”.


Por su parte, destaca también la gran labor llevada a cabo en la Zona de Latinoamérica donde, a través de su Coordinador, el uruguayo Ricardo Suárez, “hemos reactivado varios proyectos de Formación y Prevención laboral”. Además, “hemos consolidado las afiliaciones en la Zona y se han unido al IDC todos los sindicatos portuarios de estibadores de Brasil”.


Finalmente, por lo que respecta a la Zona de Oceanía y Asia, “relativamente nueva”, el Coordinador, Bob Carnegie, está poniendo las bases para el futuro crecimiento”. Se trata, sin duda, “de uno de los grandes retos al que nos enfrentamos en el corto y medio plazo”.


El reto de la Formación de los trabajadores y la Representatividad


La Formación y la facilitación de herramientas de trabajo y mantenimiento de los Derechos laborales sigue siendo uno de los grandes retos para el International Dockworkers Council. En este ámbito, “A finales de este año realizaremos, en colaboración con las autoridades de Latinoamérica, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y la Fundación de Estudios Portuarios un curso de Formación Sindical y Profesional, para dar herramientas a los trabajadores de su historia, derechos, idiomas o herramientas de prevención, salud y seguridad laboral”.


Respecto a la representatividad ante las Administraciones y Organismos Internacionales, el IDC “ha avanzado mucho en sus relaciones y compromisos tanto con la Comisión Europea como con Gobiernos en los países donde estamos representados”. Actualmente, “forma parte de lo habitual que, allá donde tengamos un encuentro, sean las autoridades las que se apresuren a mantener una reunión de trabajo con los representantes del la confederación internacional; ya sea en Togo, Malta o Benín, entre otros”.


Este hecho otorga gran relevancia a la importante la labor que está realizando el IDC a escala mundial y la repercusión de las acciones que se llevan a cabo. La presencia del sindicato en negociaciones nacionales e internacionales gana cada vez mayor notabilidad, lo cual significa un fuerte impulso a las tareas realizadas.


Unión de los Trabajadores frente al neoliberalismo


Como mensaje final, el Coordinador General, Jordi Aragunde quiere “agradecer a todas y cada una de las personas que creen en el proyecto de IDC, más allá de afinidades personales, sociales y/o económicas”. Para el máximo responsable de la Internacional de la Estiba, “los Estados, las empresas, las navieras… crean sus alianzas con un objetivo claro: debilitar la capacidad de reacción y la fuerza de la unión de los trabajadores portuarios. Sólo juntos y unidos seremos capaces a frenar este ataque del capitalismo neoliberal más salvaje”. Parafraseando a Warren Buffett, “La lucha de clases sigue existiendo, pero la mía va ganando”.

“Ahora es el momento. Nuestro momento. Que los estibadores del mundo demostremos que somos capaces de mantenernos con la cabeza alta y equilibrar esta lucha con el objetivo de defender los Derechos y condiciones laborales peleadas y combatidas durante siglos de conflicto en los puertos de todo el mundo”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.