Gonzalo Molina: "En astilleros como Astican, es fundamental la formación continua y la inteligencia emocional para trabajar"

|


Gonzalo Molina es psicólogo de empresa y ha sido jefe de Desarrollo de Recursos Humanos de Astican durante casi cuarenta años. El pasado viernes sorprendía con sus tesis sobre riesgos psicosociales en el sector de las reparaciones navales a los participantes en las VI Jornadas de Prevención de Riesgos Laborales organizadas por la Federación Canaria de Empresas Portuarias (FEDEPORT) y que tuvieron lugar en la sede de la Autoridad Portuaria de Las Palmas. A lo largo de decenios de experiencias acumuladas, Molina ha constatado que no todo el mundo vale para trabajar en un sector en el que es imprescindible la formación permanente y en el que es casi imposible la conciliación entre la vida familiar y la laboral: 


- En talleres como los de Astican, en el Puerto de La Luz y de Las Palmas, es fundamental la formación continua y la inteligencia emocional para poder trabajar con garantías. Hay que tener en cuenta que estamos a expensas de la llegada de los clientes, barcos o plataformas, sin horario ni calendario. Es necesario improvisar sobre la marcha para atender una avería, un acccidente, una reparación global... Los barcos vienen cuando tienen necesidad y nunca sabemos cuándo va a ser exactamente. El personal tiene que adaptarse y esto dificulta enormemente la conciliación entre vida familiar y vida laboral. No puedes gestionar tu vida privada.


- Uno de los aspectos en los que más se incide en este sector de las reparaciones navales es el de la formación permanente para poder hacer frente a una industria que avanza a un ritmo considerable desde el punto de vista tecnológico y en la que los clientes proceden de otras culturas


- Asumimos en muchas ocasiones una gran acumulación de trabajos en barcos y plataformas ante clientes que hablan inglés, que tienen otros usos y costumbres en el trato humano y a la hora de trabajar. La comunicación con ellos no es fácil. Tenemos que estar al día en cuanto a avances técnicos, saber cómo utilizarlos y, por supuesto, tenemos que saber hablar y entender bien el idioma inglés. 


Los trabajos que exigen estos clientes son, además, de gran complejidad.


- Son encargos de millones de euros y cualquier error puede costarte cientos de miles de euros, pero es que además de la complejidad propia del astillero está también la responsabilidad penal que asumes si bajo tu control se produce algún accidente grave. Todos los trabajadores, mandos intermedios, técnicos y directivos están sometidos a un elevadísimo grado de presión psicológica con el que hay que saber lidiar al tiempo que desarrollas tu tarea. 


- ¿Qué debe hacer un psicólogo de empresa para encontrar en este contexto el equilibrio necesario?


- El equilibrio se consigue con formación técnica, en riesgos laborales, en inteligencia emocional e interiorizando mecanismos de control de la ansiedad con determinadas técnicas de relajación. Esto es clave. Por otra parte, en coordinación con los sindicatos, estamos informados de forma continua sobre el estado personal y laboral de cada persona que interviene en el proceso de las reparaciones navales. 




Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.