El Puerto de Valencia ensaya la respuesta ante una alerta terrorista

|

P44 Tornado

_____

La operación consistió en la simulación de un supuesto en el que se tiene conocimiento de la intención de un grupo terrorista de preparar un gran atentado en una terminal de pasaje de un puerto del Mediterráneo Occidental.

_____ 

Las instalaciones de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) se convirtieron el martes 14 de mayo en el escenario de un simulacro de atentado terrorista, organizado por la Armada Española, y en el que cooperaron fuerzas de seguridad, como la Policía Nacional, Local, Portuaria y la Guardia Civil. 


El puerto de Valencia y las aguas de alrededor acogieron este martes durante todo el día un ejercicio de seguridad marítima, denominado MARSEC-19. El ejercicio contó con la participación del Mando de Operaciones (MOPS), las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Policía Nacional y Guardia Civil), Capitanía Marítima de Valencia, Puertos del Estado, la Dirección General de la Marina Mercante, SASEMAR y la empresa Trasmediterránea.


El simulacro sirvió para constatar lo necesaria que es la colaboración de los diferentes cuerpos de seguridad, lo arriesgado de las operaciones que se pueden plantear y la comprensión ciudadana que hay que incorporar cuando nuestros policías y Guardias Civiles, nos dicen “no pasar”. Si lo hacen es porque algo muy serio se llevan entre manos.


La operación consistió en la simulación de un supuesto en el que se tiene conocimiento de la intención de un grupo terrorista de preparar un gran atentado en una terminal de pasaje de un puerto del Mediterráneo Occidental. Dado el nivel de amenaza terrorista, el Capitán Marítimo de Valencia cancela el paso inocente por aguas territoriales en una zona de seguridad establecida alrededor del puerto de Valencia.


Durante el ejercicio se llevó a cabo un abordaje coordinado entre la Armada y un equipo GEO de la Policía Nacional para impedir la intrusión sin autorización de un buque en aguas portuarias que, pese a tener prohibida su entrada al puerto de Valencia, entra en aguas territoriales. Asimismo, se activó y comprobó el Plan de Protección del Puerto de Valencia bajo amenaza terrorista, en nivel de protección 2.


Los infantes se descuelgan desde el helicóptero a varios metros de altura a través de cuerdas. Se trata de una maniobra muy peligrosa porque transportan una mochila pesada. Tras el abordaje, el cuerpo de los GEOs de la policía nacional se acerca en lanchas hasta la embarcación sospechosa para colaborar con la Armada Española.


Los posibles terroristas han quedado inmovilizados, y rápidamente son trasladados a tierra. Pero a los pocos minutos salta otra alarma. En tierra se alerta de la presencia de una furgoneta sospechosa de llevar explosivos en el parking de espera de los viajeros que utilizan el ferry. Los TEDAX teledirigen hasta ella un robot repleto de cámaras, garfios, pinzas y sensores, y un especialista que abre la furgoneta explosionando la cerradura.


El ejercicio finaliza realizando el control de embarque en un ferry de Trasmediterránea bajo amenaza terrorista.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.