El riesgo radiológico de la Comunitat Valenciana, puesto a prueba en el Puerto de Valencia

|

Valenciaport   Simulacro riesgo radiolu00f3gico

_____

Se trata del primer simulacro de estas características que se organiza en esta región.

_____

“Un camión con riesgo radiológico sufre un accidente. El conductor queda atrapado e inconsciente. Los equipos de seguridad del puerto de Valencia observan que el contenedor que transporta lleva adheridas etiquetas del grupo 7 del código IMDG. La Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias de la CV constata que el material transportado es Uranio-238”.


Evitar cualquier tipo de riesgo ante sustancias radiactivas. Ese es el objetivo del simulacro realizado en el puerto de Valencia, el primero de estas características que se realiza en la Comunitat Valenciana y en el que han participado activamente tanto la Generalitat Valenciana, como la Autoridad Portuaria de Valencia y Noatum Container Terminal Valencia, entre otros. El ejercicio ha permitido poner a prueba la capacidad de reacción del Plan de Autoprotección de la APV y el Plan Especial ante el Riesgo Radiológico de la Generalitat Valenciana.


Para poder llevar a cabo un ejercicio de estas características, se ha involucrado a Bomberos del Ayuntamiento de Valencia, ambulancia portuaria, la agencia de Seguridad y Emergencias de la APV, el centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat Valenciana, la sección de seguridad radiológica del SEM y Transportes Torres, que ha colaborado desinteresadamente poniendo a disposición el camión accidentado. Todos ellos han trabajado conjuntamente para comprobar que los mecanismos establecidos en los vigentes planes de autoprotección ante accidentes de este tipo son efectivos y que controlan y minimizan los riesgos radiológicos que pudiesen derivarse del accidente.


El simulacro se ha iniciado cuando un camión, que realizaba las tareas habituales relacionadas con la descarga de un buque atracado en el muelle Príncipe Felipe, ha sufrido un accidente al tomar una curva, quedando su conductor atrapado e inconsciente en el interior de la cabina. El riesgo radiológico se observa al comprobar que el vehículo transporta un contenedor que lleva adheridas etiquetas del grupo 7 del código IMDG, que hace referencia a mercancías radiactivas.


Tras detectar este riesgo, el Centro de Control de Noatum Container Terminal Valencia da la alarma al Centro de Control de Emergencias de la APV que avisa a los Bomberos, la Policía Portuaria, la ambulancia portuaria y activa el Plan de Autoprotección del Puerto de Valencia en Fase Roja. El accidente obliga a constituir el Puesto de Mando Avanzado a unos 200 metros del lugar del siniestro. Bomberos debidamente equipados, en coordinación con el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat, acceden al lugar del siniestro para rescatar al conductor del camión con total seguridad.


La Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias de la CV es la encargada de realizar una valoración inicial del riesgo radiológico y constata que el material transportado es Uranio-238. Se trata de una situación de radiación de tipo alfa y gamma, con carga eléctrica elevada y nociva a la salud humana. Tras detectar el riesgo, el mando de la emergencia pasa a los técnicos de esta agencia que valoran el riesgo de irradiación y contaminación del conductor y de todos los trabajadores que se encontraban en el área más cercana al lugar del accidente para, en caso de ser necesario, derivarlos al Centro de Irradiados del hospital La Fe. El técnico también ha verificado las medidas de radiación y los desperfectos del material del contenedor.


El ejercicio ha permitido comprobar la dificultad que entraña la actuación en espacios posiblemente contaminados por mercancías radiactivas. Está previsto que se realice una reunión de todos los intervinientes para analizar el ejercicio y, en caso de ser necesario, establecer puntos de mejora para incrementar la eficacia durante una situación real.


Contenedores con carga de Clase 7

Según el código IMDG, las mercancías de clase 7 son aquellas mercancías radiactivas que puede dañar el cuerpo dependiendo del tipo de radiación y de la duración de la exposición. Algunos materiales radiactivos también pueden tener propiedades peligrosas, y los embalajes deberán, por tanto, llevar otras señales UN de advertencia para indicar riesgos subsidiarios. Los embalajes radiactivos son perfectamente seguros de manipular y transportar, porque el propio embalaje actúa como blindaje. No deben suponer ningún riesgo para la salud de las personas que participan en el transporte y manipulación. Sin embargo, la norma es mantener cualquier dosis de radiación ionizante al mínimo posible.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.