Finaliza la 25 reunión anual de ICCAT sobre el futuro de las pesquerías de túnidos y especies afines

|

AtunRojo 2

_____

Se ha acordado aumentar el TAC de atún rojo de forma progresiva desde las 22.705 toneladas actuales hasta las 36.000 toneladas en 2020.

Se ha adoptado una regla de control de captura para la gestión de la pesquería de atún blanco o bonito del norte de manera sostenible, permitiendo un incremento del TAC de un 20%.

En cuanto a los túnidos tropicales, la Comisión ha acordado trasladar el debate a una reunión que tendrá lugar tras la evaluación de patudos en el primer trimestre de 2018.

_____

Ha finalizado hoy en la ciudad de Marrakech la 25ª reunión anual de ICCAT, en la que a lo largo de 8 días de intensos trabajos, se ha debatido sobre el futuro de las diferentes pesquerías para los atunes y especies afines. Una reunión en la que ha participado España para defender la actividad de los más de 1.000 buques y almadrabas españoles que se dedican a estas especies.


El relación con el atún rojo en el que mayores expectativas estaban puestas tras años de plan de recuperación, España lamenta que no se haya logrado un acuerdo para sustituir el plan de recuperación del stock de atún rojo del Atlántico Oriental y Mediterráneo por un plan de ordenación, como recomendaba el informe de la reunión del pasado mes de octubre del comité científico de ICCAT (SCRS) al haber sido rechazada la propuesta de la Comisión Europea, que chocó con la negativa de muchas otras partes contratantes, de manera que se ha decidido aplazar los trabajos para su adecuación a plan de gestión en la reunión de 2018.


Sin embargo, es positivo el acuerdo de aumentar el TAC de atún rojo de forma progresiva desde las 22.705 toneladas actuales hasta las 36.000 toneladas en 2020. Con estos niveles de TAC a España le corresponde un incremento para el primer año desde las 4.243 toneladas de 2017 a 5.000,28 toneladas siendo la cuota en 2019 de 5.532 tm y 6.108 tm en 2020, lo que supone un incremento total del 46% en los tres años.


Si bien este incremento no cubre todas las expectativas que España tenía puestas en esta reunión, si permitirá llevar a cabo ciertas modificaciones técnicas para acomodar el actual plan de pesca a estas nuevas posibilidades de cuota.


Por lo que se refiere a otros stocks, las negociaciones se han saldado con unos buenos resultados para España. En concreto ICCAT ha adoptado una regla de control de captura (HCR) para la gestión de la pesquería de atún blanco o bonito del norte, que permitirá establecer los TAC de este stock de una forma previsible y automática para garantizar la explotación del stock en rendimiento máximo sostenible. El TAC fijado siguiendo esta regla será de 33.600 toneladas de 2018 a 2020, lo que supone un 20% superior al TAC actual.


España es el primer país de ICCAT en cuanto a cuota de bonito del norte, un stock del que se benefician fundamentalmente las flotas artesanales del Cantábrico y Canarias. El incremento del TAC evitará que en las próximas campañas se produzcan nuevos cierres prematuros en la pesquería.


Por otro lado, el comité científico de ICCAT (SCRS) ha evaluado este año los stocks de marrajo dientuso del Norte y del Sur y el pez espada del Atlántico Norte y Atlántico sur. Todos ellos se encontraban explotados en niveles sostenibles, salvo el marrajo dientuso del norte, especie capturada de forma accesoria por la flota de palangre de superficie española. Para este stock se recomendaba una fuerte reducción de capturas e incluso el cierre de la pesquería.


España ha defendido la necesidad de mantener la actividad y dar tiempo para seguir trabajando en medidas de recuperación de la especie. Fruto de esos trabajos ha sido la adopción por primera vez de una regulación de la pesquería de marrajo dientuso, que obliga a la liberación de los ejemplares que llegan vivos al buque y permite la retención de los ejemplares que mueren de forma accidental.


Esta regulación establece una exigencia de recopilación de información sobre estos incidentes, lo que permitirá mejorar la información sobre la biología del stock que será utilizada para una evaluación exhaustiva en 2019.


La Secretaría General va desarrollar junto al sector una estrategia para las campañas de 2018 y 2019 que garantice que se cumplen las medidas propuestas y se recopila la información necesaria para demostrar la buena salud del stock. Desafortunadamente, un año más hay que lamentar que la Comisión de ICCAT no haya adoptado una medida de gestión para el marrajo dientuso del sur por la negativa de Brasil quien ya se opuso en 2016 a adoptar medidas para la tintorera. Habrá que esperar a la conclusión de los trabajos de modificación de la Convención de ICCAT, que ya se prolonga durante tres años, para poder adoptar medidas de regulación mediante votación.


Para pez espada en el Atlántico norte y Atlántico sur se han reajustado los TAC ligeramente para seguir el dictamen científico y se han ajustado los niveles globales pero no los de las partes contratantes por lo que la flota española seguirá pudiendo disfrutar de las mismas cuotas que hasta ahora.


En cuanto a los túnidos tropicales, aunque se han mantenido interesantes debates, la Comisión ha acordado trasladar los mismos a una reunión intersesiones que deberá tener lugar tras la evaluación de patudo que se celebrará en el primer semestre del año. Esta postura coincide plenamente con lo solicitado por España para modificar el actual sistema tan solo cuando se pueda comprobar los resultados sobre el patudo de las medidas actuales.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.