El IDC vigilará los conflictos laborales a escala internacional y ante la automatización

|

IDC   logo_____

El IDC insta a puertos, terminales y Administraciones públicas a analizar y otorgar mayor relevancia a los estibadores, con el objetivo de preservar los miles de empleos frente a la automatización.

_____

El Consejo Internacional de la Estiba (IDC, en sus siglas en inglés) pasa balance positivo del desarrollo de la actividad sindical llevada a cabo en el año 2018. A las acciones emprendidas para la defensa de la profesión durante el transcurso del año que finaliza en diferentes lugares del mundo, se le suma el claro posicionamiento contra la automatización y el crecimiento exponencial del número de sindicatos afiliados que hace que culmine 2018 con más 110.000 estibadores enrolados en las filas del IDC.


Se debe anotar de forma positiva la resolución de los conflictos con los trabajadores de Portugal, Chile o Argentina, además del amplio apoyo a los estibadores de España que aún negocian con la Administración del país el futuro del sector; entre otros. Los inicios del próximo 2019 se centrarán en el apoyo internacional a los trabajadores afiliados en Suecia, cuyo conflicto laboral parece enquistado ante la negativa del país europeo de contar con representación sindical representativa del IDC o sus afiliados.


En este sentido, a mediados del próximo mes de febrero, está previsto un encuentro de los principales sindicatos afiliados al IDC (por número de miembros) para tomar decisiones concretas respecto de este conflicto y ejecutar un detallado análisis de los pasos a seguir teniendo en cuenta las debilidades y, sobre todo, las fortalezas que otorgan ser la federación

internacional con mayor número de estibadores afiliados a nuestras filas.


El problema de la automatización

Respecto de la automatización, cabe matizar que el IDC siempre se ha posicionado a favor del avance de la tecnología que ayude al desarrollo del trabajo de estiba en los puertos. No obstante, es necesario dejar claro que, según diversos estudios independientes, el avance de la robotización en las terminales portuarias no es sinónimo de rentabilidad y mejor funcionamiento e implica, además, la pérdida de empleos.


De hecho, las terminales automatizadas existentes en la actualidad, contemplan un menor movimiento por hora que aquellas que utilizan el factor humano como fuerza de trabajo. Por ello, desde el IDC se insta a puertos, terminales y

Administraciones públicas a analizar estos estudios y otorgar mayor relevancia a los trabajadores profesionales, con el objetivo de preservar los miles de empleos que dependen de la carga y descarga de mercancías en los puertos y mejorar la rentabilidad del paso de las mercancías. Cualquier otra resolución se contemplará como un ataque al sector y será combatido desde el Consejo Internacional de la Estiba a escala mundial.


Preservación de los Derechos Laborales

Asimismo, la Internacional de la Estiba reclama a las autoridades – fundamentalmente a las europeas- que, al igual que sucede en el sector aeroportuario, no se permita la entrada de multinacionales extranjeras, que ostenten más del 50% de la inversión en un determinado enclave. 


Así, los sindicatos miembros reclaman limitar al 49% la capitalización máxima de una empresa extranjera, para evitar el control de los puertos europeos por compañías foráneas. Al margen, se cree necesario que toda empresa que quiera instalarse en la Unión Europea cumpla obligatoriamente los Convenios Colectivos y las condiciones laborales de los trabajadores.


En este ámbito, cabe suponer una subida de los tipos de interés el próximo año, una vez el Banco Central Europeo ha informado que dejará de comprar deuda nacional. Esta situación puede suponer un rebote en la economía europea y que la deuda emitida pueda ser comprada por los bancos centrales de países extranjeros, lo que puede suponer un peligro para la financiación de las empresas europeas a corto y medio plazo.




Seguridad y formación, valores fundamentales

La salud laboral y la seguridad en los puestos de trabajo de los estibadores siguen siendo las claves de trabajo del IDC. En este sentido, durante 2018 se han continuado con las diferentes sesiones de trabajo –que continuarán en 2019- para reforzar ambas. En la última Asamblea de la Zona Europea, celebrada en Londres, se analizaron diversas herramientas y materiales para ayudar a los estibadores en su trabajo diario.


También se han puesto sobre la mesa las diferentes perspectivas laborales de los estibadores con independencia de su lugar de origen y se presiona a las Administraciones nacionales e internacionales para preservar los Derechos Laborales y/o de afiliación sindical.


Respecto de la formación continua de los trabajadores, la Internacional de la Estiba está planteando a escala mundial diversos instrumentos que podrían empezar a materializarse en 2019 como la formación online de los trabajadores en diversas Zonas, tanto en materia de derechos profesionales como en la propia labor de estiba y desestiba de las mercancías en los puertos. El objetivo pasa por alcanzar la cuota de “mortalidad y accidentabilidad cero” en el sector.

 

Este 2018 se han tenido que lamentar innumerables accidentes profesionales con heridos y el fallecimiento de compañeros estibadores en varias partes del mundo debido a que las condiciones en seguridad laboral no son, en muchos casos, las idóneas para realizar el trabajo encomendado. 


Senegal, cita de la próxima Asamblea General

Por otro lado, recordar que en el último trimestre del próximo año se celebrará la Asamblea General del IDC y, a faltar de cerrar detalles y concretar fechas, se realizará, previsiblemente, en Senegal. La decisión se tomará en la reunión de los principales sindicatos afiliados del mes de febrero. El objetivo es dar apoyo a los estibadores africanos, que conviven con una falta de condiciones laborales dignas y, en muchos casos en condiciones de extrema pobreza. Será la primera vez que el IDC celebra su principal encuentro mundial en un país africano, como apoyo a la gran labor realizada en la Zona y como medida de presión hacia los Gobiernos del continente.


Además, durante este año 2018, cabe recordar que se han celebrado diferentes asambleas en las Zonas del IDC, que dan como resultado a Anthony Tétard, que repite como Coordinador de la Zona Europea. En la Zona Latinoamericana se nombró nuevo Coordinador a César Luna. En Oceanía continúan al frente de Comunicado de prensa la Coordinación de Zona (con gran influencia en el crecimiento en Asia) Bob Carnegie y Paul McAleer; en la Zona Africana, sigue al frente como Coordinador Guigrhehi Pierre Aklegbou y, finalmente, en Estados Unidos, Kenneth Riley continúa como Coordinador de la Zona de la Costa Este, con apertura hacia el Caribe, y se está a la espera de confirmar a Willie Adams, como Coordinador en la Costa Oeste, tras las recientes elecciones en el sindicato nacional.


Se duplica el número de afiliados

Como se comentaba anteriormente, el International Dockworkers Council cierra 2018 con más de 110.000 estibadores afiliados bajo un mismo paraguas y con un proyecto común. Se consolida de esta manera al IDC como la principal federación sindical del mundo de los trabajadores de la estiba portuaria ya que su evolución en los últimos cuatro años ha duplicado el número de miembros, con especial incidencia en las Zonas Latinoamericana y Africana.


Se está, además, negociando a varias bandas para afiliar y representar a los trabajadores de Reino Unido, Panamá, Corea o Argentina, cuya afiliación se dará en apenas dos semanas. Próximamente, habrá nuevas noticias respecto a estas y otras afiliaciones que contribuirán al crecimiento de la gran familia.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.