​La Autoridad Portuaria de Alicante adjudica al grupo Eiffage la construcción y explotación por 30 años de una terminal de graneles en el muelle 17

|

ALicante consejo admn_____

El presidente de la APA, Juan Antonio Gisbert, ha informado de que el tráfico de mercancías sólidas a granel absorbe más de la mitad del volumen total que se mueve en el puerto de Alicante, por lo que es esencial para garantizar su suficiencia económica y, por tanto, su propia existencia como puerto de interés general.

_____

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Alicante, en su sesión de hoy, ha acordado adjudicar al grupo Eiffage el concurso para construir y explotar, por treinta años, una terminal de mercancías sólidas a granel en el muelle 17. Se prevé que las obras finalicen aproximadamente en diciembre de 2019.


El presidente de la APA, Juan Antonio Gisbert, ha informado de que el tráfico de mercancías sólidas a granel absorbe más de la mitad del volumen total que se mueve en el puerto de Alicante, por lo que es esencial para garantizar su suficiencia económica y, por tanto, su propia existencia como puerto de interés general. Ha recordado que el puerto de Alicante registró en 2016 el mayor crecimiento de tráfico de mercancías entre todos los del sistema portuario español, con una tasa de casi el 33%, un volumen que se consolidó en 2017. Ello fue posible gracias a la captación de nuevos tráficos de mercancías a granel, concretamente de caliza y de yeso, haciendo que el volumen total de graneles sólidos movidos se incrementara un 53%.


La Autoridad Portuaria considera imprescindible hacer sostenible en el tiempo este tráfico de referencia y, en consecuencia, ha venido trabajando prudentemente durante los últimos dos años, con el objetivo de crear unas condiciones que hicieran atractiva a la iniciativa privada abordar una inversión tan importante para construir y explotar una terminal de graneles, con naves cerradas, que mejore sustancialmente las condiciones medioambientales.


En este punto, el presidente de la APA ha aclarado que las naves no pueden ser financiadas con recursos públicos distintos de los de la propia Autoridad Portuaria, dado que no resulta factible recibir subvenciones públicas porque vulnerarían el derecho a la libre competencia, al ser consideradas ayudas de Estado. Precisamente por ello, no hay ni un solo puerto en España en el que existan naves cerradas que hayan sido financiadas con recursos públicos. Por tanto, en los pocos casos en que las mercancías sólidas a granel se mueven en naves cerradas, se trata de concesiones privadas.


Por eso, cuando la Autoridad Portuaria consideró que podría ser posible contar con la iniciativa privada, se adoptó el acuerdo de sacar a licitación un concurso público para la construcción y explotación de una terminal de graneles sólidos en el muelle 17. A este concurso sólo se ha presentado el grupo francés Eiffage.


Características de la oferta


Las principales características de la oferta presentada son 22.000 m2 de superficie; una única nave cerrada de las siguientes dimensiones: 362 m de longitud, 50 m de anchura y 17 m de altura; dotada de cintas carenadas para el trasbordo de la mercancía a buque de 500 m de longitud; 30 años de plazo; volumen mínimo de tráfico anual: 1,5 millones de toneladas.


La APA recuerda que a partir de este momento hay que seguir un procedimiento cuyos principales hitos y plazos, aproximadamente, son los siguientes:


Se podrán solicitar inmediatamente después de haber obtenido el otorgamiento de la concesión, es decir, a principios de octubre. Como media, en el momento presente, suelen tardar 8 meses. En este calendario hemos supuesto que se obtienen en 6. Si el plazo fuera inferior se acortarían el resto de las fechas; si el plazo fuera superior, se alargarían.


La explotación privada de la terminal pública de mercancías sólidas a granel, en cuanto que se trata de un servicio portuario de manipulación de mercancías, se instrumentará mediante una concesión administrativa y una licencia, otorgadas ambas conforme a lo dispuesto en el Texto Refundido de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante.


Plan estratégico 2018-2022


Por otra parte, el Consejo de Administración de la APA ha sido informado de la finalización de los trabajos dirigidos a elaborar una propuesta de plan estratégico para el periodo 2018-2022, así como de todos los aspectos más relevantes contenidos en el mismo.


El plan estratégico se ha elaborado siguiendo un proceso participativo con los distintos grupos de interés del puerto de Alicante, mediante entrevistas personalizadas con agentes de la comunidad portuaria, al igual que con representantes institucionales y de la ciudadanía.


El presidente de la APA, además de explicar detalladamente los principales contenidos, se ha puesto a disposición de los consejeros para ampliar cuanta información sea necesaria y resolver las dudas que puedan plantearse, con la finalidad de someter el plan a aprobación en una sesión a celebrar a finales del mes de septiembre.


En síntesis, la formulación estratégica incluye las principales medidas y objetivos que deben conducir al puerto de Alicante a ocupar una posición más competitiva y de mayor valor para la ciudad y la provincia de Alicante.


La propuesta se articula sobre tres ejes estratégicos: crecimiento; eficiencia económica, social y medioambiental; desarrollo de instrumentos de convivencia con el objeto de crear un mayor valor compartido con la ciudad.



Su desarrollo se centrará en consolidar y potenciar los tráficos de referencia del puerto, esto es, el de mercancía general en contenedor con las islas Canarias y el de mercancías sólidas a granel. Para ello será necesario ampliar la línea de atraque de la terminal de contenedores, poner en servicio una tercera grúa y trasladar la terminal de carga rodada desde el muelle 21 al 19, en la dársena sur; adecuar las instalaciones ferroviarias para permitir que puedan operar trenes de hasta 750 metros, conectando el puerto con el centro peninsular de forma más competitiva; mejorar la gestión medioambiental de la operativa con mercancías sólidas a granel, a través de la participación de la iniciativa privada en la construcción y explotación de naves cerradas en la dársena central; mejorar la competitividad del puerto con el fin de alcanzar un volumen total de tráfico de 4 millones de toneladas, 200 mil TEUS y cerca de 350 mil pasajeros, en el año 2022. 


Para cumplir estos objetivos, será necesario potenciar el tráfico con el Norte de África, consiguiendo nuevas conexiones con Marruecos, tanto para mercancías como pasajeros; captar una nueva línea feeder que sea realmente eficaz y facilite canalizar por el puerto las exportaciones e importaciones de la provincia de Alicante; configurar, conjuntamente con las administraciones competentes y entidades privadas interesadas, una oferta turística atractiva para los pasajeros de los buques de crucero; mejorar la rentabilidad para garantizar el principio de autosuficiencia económica, situándola lo más próximo posible al 2,5% de los activos medios no corrientes. Para ello, es necesario poner en valor espacios portuarios disponibles. 


En concreto, se debe transformar la dársena pesquera, permitiendo nuevos usos náutico-deportivos que sean compatibles con los pesqueros; modificar los instrumentos de planificación para incorporar nuevos usos terciarios en las manzanas existentes a lo largo del límite del puerto, entre Casa Mediterráneo y el edificio de la Autoridad Portuaria, y en los espacios conformados por los muelles 10, 12 y primer tramo del 14; es decir, en el espacio conocido como Zona Volvo; crear mayor valor compartido con la ciudad de Alicante, lo que requiere  abrir nuevos espacios de libre acceso en la zona de Levante, permitiendo que los ciudadanos puedan llegar hasta el final del dique de abrigo principal, donde se ubica la estación marítima de cruceros; conectar, para peatones, los dos extremos de la dársena náutico deportiva interior, e incorporar al uso ciudadano el muelle 5, situado junto al edificio “Panoramis” y promover la actuación conjunta de las distintas administraciones con la finalidad de desmantelar las vías ferroviarias propiedad de Adif que llegan a Casa Mediterráneo, mejorando el acceso sur a la ciudad y la accesibilidad a la dársena pesquera y al parque del mar.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.