El mejor combustible del mundo

|

A

_____

En la antigüedad los barcos dependían exclusivamente de la fuerza y dirección del viento para navegar, sobre todo en las rutas transoceánicas. Con la modernización de la industria marítima, surgieron necesidades que hacían imposible depender exclusivamente de una fuerza impredecible. El avance de la industria y la modernización de los buques, generó que se abandonara por completo la propulsión eólica.


Actualmente y con el desarrollo de nuevas tecnologías y complejos diseños, se puede tener un mayor control sobre la energía que genera el viento como medio de propulsión complementario a bordo. Este conjunto de técnicas está permitiendo la implantación de sistemas de propulsión limpios y económicos a bordo.


Hablamos de la financiación de proyectos para perfeccionar sistemas de propulsión muy novedosos, capaces de generar ahorros superiores al 40% en combustible. Con estas cifras de eficiencia, podemos considerar estas alternativas como muy atractivas de cara a la reducción de emisiones.


Las soluciones más destacadas emplean generalmente elementos rígidos, dispuestos verticalmente sobre cubierta, inteligentes, capaces de auto orientarse para obtener el máximo rendimiento, sean cuales sean las condiciones del viento en cada instante, lo que facilita el trabajo en el puente de mando. Prácticamente estos sistemas trabajan de manera autónoma, aportando un plus de empuje gratuito al barco.


La mayoría están aún en fase de desarrollo. Y aunque las noticias sobre combustibles verdes y de bajas emisiones acaparan las reseñas en los medios, sería un error descartar de cara al futuro próximo, las opciones que nos aporta el sector de las nuevas velas rígidas o rotores, susceptibles de ser instalados en casi cualquier tipo de buque mercante.


B


Uno de estos proyectos es el denominado Bound4Blue. Elementos conformados como velas rígidas similares al ala de un avión e instaladas sobre cubierta. Disponen de capacidad para ser plegadas en función de las necesidades de la operativa. Los equipos registran datos en tiempo real sobre la componente del viento, que utilizan para autoorientarse en la dirección más efectiva. Son sistemas todavía con escasa implantación en el terreno de la marina mercante, pero no por ello, los resultados que están obteniendo hasta el momento dejan de ser satisfactorios.


Existen otras alternativas como el sistema de rotores verticales Flettner, que hace uso del efecto conocido como Magnus. Se compone de grandes cilindros verticales que producen un empuje avante, a la vez que la propia presión del aire hace girar los cilindros. La superficie de un metro cuadrado de rotor, equivale en eficacia a 10 m2 de velamen tradicional.


Maersk ha sido una de las compañías que ha apostado en uno de sus mercantes por este sistema, instalando rotores de 30 metros de altura sobre la cubierta del Timberwolf, ex Maersk Pelican. Las mediciones realizadas por el Lloyd´s Register certificaron ahorros de combustible del 8,2% en un año.


C


El consorcio sueco Oceanbird desarrolla otro proyecto para instalar velas rígidas de 80 metros de altura que pueden rotar y plegarse, susceptibles de ser instaladas incluso sobre cruceros. Este consorcio ha sido reconocido con el Premio a la Innovación en Propulsión Eólica 2021, que fue organizado por la Asociación Internacional de Eólicos (IWSA), para promover el transporte marítimo con propulsión eólica durante la celebración de la pasada Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP26, en Glasgow. Oceanbird tiene como próximo objetivo, dotar un car carrier transatlántico con este tipo de propulsión en 2025.


D


Scandline, la mayor flota de transbordadores diésel-eléctricos del mundo, prevé la instalación de un rotor de efecto Magnus en sus buques, para reducir aún mas las emisiones de CO2.


E


Viking Lines, otra compañía con políticas muy proactivas con la protección del medio ambiente, instaló en el transbordador Viking Grace, un sistema de propulsión tipo rotor con tecnología Norsepower, convirtiéndolo en el primer barco del mundo en combinar el uso de la propulsión eléctrica, GNL y eólica. Con esta actuación consiguió reducir sus emisiones de carbono en 900 toneladas al año o el equivalente a 300 toneladas de GNL en el mismo periodo. Una vez certificadas las pruebas durante el primer año de navegación, se constató un ahorro de combustible que oscilaba entre 231 y 315 toneladas. El proyecto contó con fondos Horizon 2020 de la Comisión Europea. Se concluyó asimismo por parte de las empresas inspectoras del proyecto, que los mayores ahorros de combustible se daban en trayectos largos y en mar abierto, donde las condiciones del viento son más favorables, que durante los servicios de Short Sea Shipping. La instalación del “Rotor Sail System” a bordo del Viking Grace demostró ser un proyecto exitoso y rentable.


F

Viking Grace con el rotor instalado y los depósitos de GNL a popa.


Wisamo (Wing Sail Mobility), es el nombre del proyecto en el que se encuentra trabajando la multinacional Michelin sobre soluciones, esta vez, con velas hinchables para grandes buques. Se trata de velas de gran dimensión, que se despliegan al hincharse y que tienen como objetivo reducir las emisiones en un 20%. Una de las ventajas es que el mástil que sostiene estas velas se monta sobre cubierta sin afectar al casco del buque, disponiendo de un sistema retráctil para evitar problemas al navegar bajo puentes o maniobrar en entornos portuarios. En caso de darse vientos favorables, el sistema se despliega vertical y telescópicamente. Será instalado por primera vez en fase de pruebas durante el presente año en un mercante.


G


Independientemente de los sistemas descritos, el reto de la propulsión eólica en los buques, está en obtener una eficacia y rendimientos suficientes, para garantizar el retorno de la inversión al armador.


Como conclusión de todos los proyectos que se han realizado o que están en desarrollo, la fuerza del viento combinada con las nuevas tecnologías, es una opción viable y limpia para el ahorro de combustible.


En los próximos años están previstas importantes inversiones para seguir desarrollando y perfeccionando este campo. Las soluciones de propulsión eólica moderna y altamente tecnificada, no debe ser subestimada en ningún caso. Es una alternativa limpia, económica, sin emisiones nocivas, que genera una actividad subsidiaria para el sector de la reparación naval y astilleros, entre otros.


No lleguemos tarde al futuro.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad

Opinión

1642074262781

By José María Pedrosa Jamar

Director Marine&Logistics Norte, Aon

Comenta
Port de Barcelona   Contenedores panorámica

Que sea un año en el que podamos seguir la estela de la digitalización, innovación y mundo cambiante en el que vivimos, eso sí, sobretodo debemos cuidar del planeta Tierra, esforzarnos a diario en nuestros quehaceres, disfrutar de la vida y tener fe, para que el 2022 pueda ser un gran año.

Comenta
Eduardomartin

by Eduardo Martín Garrido

Experto en supply chain

Comenta

Encuesta

Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad