La importancia de las nuevas tecnologías en las obras portuarias

|

Multicopter 1873532 1280

_____

Drones para calibrar la topografía del terreno, cámaras termográficas, escáneres terrestres, GPS geodésicos RTK, estaciones robotizadas.... Son algunas de las soluciones que ya aplican a la ingeniería civil algunas empresas punteras.

_____

Cualquier obra de ingeniería civil requiere de un conocimiento exhaustivo previo de las características topográficas del terreno sobre el que se va a asentar. Esta máxima aplicable a cualquier obra, se cumple todavía con más exactitud en el caso de las obras portuarias.


Para poder diseñar cualquier obra portuaria, sea del tipo que sea, es absolutamente imprescindible disponer con anterioridad de una información geotécnica completa y adecuada del terreno sobre el que va a asentarse. Las campañas geotécnicas y la realización de sondeos deben ser amplias. De la misma forma, y como en cualquier proyecto de construcción o ingeniería civil, es necesario contar con un proveedor de topografía solvente.


De lo contrario, una obra corre algunos riesgos con consecuencias potencialmente graves. Así, corregir los errores de una mala caracterización del terreno en la fase de ejecución suele ser muy costoso, lo que derivará en aumento del coste de la obra que probablemente deba asumir el constructor.


Peor aún puede ser si no se detecta el error ni siquiera durante la fase de ejecución de la obra, pues en ese caso podría verse comprometida la seguridad.


La tecnología al servicio de la ingeniería civil

Afortunadamente, la tecnología ha ido aportando nuevas soluciones al diseño y ejecución de este tipo de proyectos. La tecnología permite mejorar la seguridad de las obras, al tiempo que se obtiene un ahorro en costes en proyectos de envergadura, como pueden ser las obras portuarias. Adecuándose a las normas para la topografía en puertos.


Gracias a la tecnología y a la cualificación de los profesionales, es posible afrontar proyectos en condiciones extremas: hoy en día es posible realizar mediciones en desiertos, montañas, zonas nevadas o incluso heladas, gracias a la aplicación de técnicas cómo el láser remoto o la fotogrametría aérea.


Drones para calibrar la topografía del terreno, cámaras termográficas, escáneres terrestres, GPS geodésicos RTK, estaciones robotizadas.... Son algunas de las soluciones que ya aplican a la ingeniería civil algunas empresas punteras. Es el caso de la española Ofiteat, que fue fundada en Jaén en 1998, y ya cuenta con presencia en tres continentes: Europa, América (Chile, Perú, Argentina, Brasil) y Asia (Japón). Este tipo de empresas ponen a disposición de entidades públicas y empresas un servicio integral de ingeniería en topografía y geodesia. ¿Qué significa esto? Servicios sobre el terreno, pero también en el desarrollo de proyectos: es decir, todos los servicios para garantizar el éxito en la planificación de la obra.

Se trata de empresas que llevan la innovación en el ADN y que han ido aplicando progresivamente nuevas soluciones tecnológicas. Por ejemplo, Ofiteat ha creado metodologías propias para la optimización de toma de datos en terreno. Esto permite alcanzar mejores rendimientos y procesar de forma más precisa los datos. El resultado es que el proyecto gana en fiabilidad y garantías. Se reduce el riesgo de una mala proyección o ejecución, y el resultado final es un ahorro en el coste de la obra.


Los drones en las obras de ingeniería civil

A estas alturas, ya no hay duda de que los drones han llegado a nuestra vida para quedarse. Son muchas las posibles aplicaciones en múltiples sectores económicos: en el caso de la ingeniería civil y la topografía, los drones permiten reducir los costes operativos y logísticos. Inspecciones que hasta la aparición de los drones no podían realizarse, hoy son posibles a un coste asequible. Por ejemplo, los drones se utilizan en levantamientos topográficos, en inspecciones de obra y avances de proyectos, en inspecciones térmicas o termográficas o en la inspección de líneas eléctricas.


Para el manejo de los drones, estas empresas cuentan con un equipo de pilotos habilitado para el manejo de esta tecnología, requisito imprescindible legalmente.


Se trata de una herramienta muy versátil, de modo que las empresas que aplican el uso de drones para obras de ingeniería civil pueden ofrecer soluciones adaptadas a las necesidades de sus clientes. Las más punteras ofrecen la posibilidad de contar con drones ensamblados por sus propios expertos, lo que permite ofrecer soluciones adaptadas a las necesidades del proyecto: por ejemplo, plataformas de tipo multi-rotor y planeadoras, a las cuales se incorporan sistemas de captura de datos RGB, multiespectrales o térmicos.


Aplicaciones en el seguimiento de obras y el levantamiento topográfico

La termografía es una de las técnicas que se ha visto enormemente beneficiada por la aplicación de los drones. Esta tecnología permite la captura de datos multiespectrales, RGB y térmicos. Datos que, sin la ayuda de un dron, serían prácticamente inaccesibles.  


Lo mismo puede decirse del seguimiento de las obras. Gracias a los drones es posible lograr un conocimiento mucho más preciso del desarrollo del proyecto y detectar a tiempo cualquier incidencia. En cuanto a su aplicación al levantamiento topográfico, los drones también permiten obtener modelos digitales del terreno mucho más detallados y precisos que los que se obtenían gracias las técnicas topográficas tradicionales, minimizando la probabilidad de errores de medición.


En definitiva, la aplicación de esta tecnología a las obras de ingeniería civil redunda en beneficio de la seguridad al proyecto, permitiendo en definitiva un ahorro de costes en obras de envergadura donde un error topográfico puede suponer un gravo quebranto económico.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad

Opinión

CAPT. ANTONIO M. PADRÓN Y SANTIAGO

By Capt. Antonio M. Padrón y Santiago

Embajador Marítimo de Buena Voluntad de la OMI. Consejero Técnico de Seguridad y Medio Ambiente. Dirección General de la Marina Mercante. España

Comenta

Encuesta

Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad