BonÀrea Agrupa construirá su segundo centro alimentario-logístico en Épila con una inversión de 400 millones y la creación de 4.000 puestos de trabajo

|

El Presidente de Aragón ha destacado que es “la Opel de la industria agroalimentaria”, en datos de empleo, y que supone un impulso al sector agroalimentario y consolida a la Comunidad como centro logístico de referencia.


BonÀrea Agrupa construirá su segundo centro productivo-logístico en Épila con una inversión de 400 millones, lo que supondrá –en términos de empleo- la creación de 4.000 puestos de trabajo, en el momento de máximo desarrollo del proyecto logístico-industrial. El complejo, cuyas obras podrían comenzar - una vez culminada la tramitación administrativa iniciada ya- a finales de 2018, se ubicará junto a la autovía de Madrid. El Presidente de Aragón, Javier Lambán, junto con el Presidente de BonÀrea, Jaume Alsina, han firmado en la sede del Gobierno de Aragón en Zaragoza el convenio de colaboración que se suscribirá próximamente el Ayuntamiento de Épila para desarrollar el proyecto.


La primera empresa agroalimentaria del país pretende replicar en Aragón su centro de producción y logístico de ‘La Closa’, en Guissona (Lérida), con el objetivo de impulsar su nueva expansión. De hecho, esta segunda unidad productivo-logística servirá para abastecer las tiendas BonÁrea, actuales y futuras, en las zonas de Aragón, Navarra y norte, Madrid y centro y Levante, con una capacidad de abastecimiento superior a los mil puntos de venta. Actualmente, trabajan en el complejo de Guissona alrededor de 4.000 personas, desde donde se distribuye los productos a más de 500 tiendas, muchas de ellas situadas en Aragón.


El Presidente de Aragón ha destacado que este proyecto es, en términos de empleo, “la Opel de la industria agroalimentaria”, comparándolo con la implantación hace 40 años de la industria del automóvil en Figueruelas y el revulsivo que supuso para la economía aragonesa.


La implantación de esta empresa supone, además, impulsar y estructurar el sector agroalimentario aragonés, además de consolidar a la Comunidad como centro logístico de referencia, por lo que Lambán ha subrayado que tendrá “un poder multiplicador” de la actividad económica, puesto que contribuirá tanto a la creación de empleo como a asentar y atraer población y dinamizar las zonas rurales afectadas.


A su juicio, con este "espaldarazo definitivo" a la agroalimentación, se cierra un círculo virtuoso entre este sector estratégico y el de la logística, apoyados ambos por la aplicación de innovación e investigación.


Lambán también se ha referido al convenio de colaboración que se ha firmado y que previamente ha sido aprobado en un Consejo de Gobierno extraordinario. “El Gobierno aporta con este acuerdo seguridad y confianza a una empresa que ha tomado una decisión estratégica de expansión y que ha elegido Aragón”, ha señalado. El Ejecutivo autonómico tiene previsto declarar este proyecto de interés autonómico e impulsar un Plan de Interés General de Aragón (PIGA) de iniciativa pública para facilitar la ejecución del proyecto, así como dar apoyo a través del INAEM en la selección del personal e incluso, la colaboración con el Ayuntamiento de Épila en cuanto a la habilitación de infraestructuras y accesos al polígono.

El proyecto de Épila supone para BonÀrea cerrar el círculo y tener en Aragón toda la integración vertical completa. Se realizará de forma progresiva, en un periodo de 10 años, según los planes estratégicos de esta gran empresa alimentaria. 


La primera fase se iniciará con la urbanización de la parcela y la construcción de un almacén logístico; posteriormente, en una segunda fase, se realizará la construcción de las naves industriales para matadero de aves, porcino, vacuno y ovino, plantas de elaborados cárnicos, secaderos de jamones, línea de pan, fábrica de petfood y puesta en funcionamiento de los servicios generales (depuradora, cogeneración, oficinas, talleres, gasolinera y venta canal Horeca) para el conjunto del nuevo complejo agroalimentario.


Según ha explicado el propio Jaume Alsina, presidente del Grupo, Épila reunía las condiciones geográficas idóneas para proyectar sus productos hacia el Norte de la península, Madrid y Levante.


Alsina ha avanzado que aunque se trata de un proyecto a medio plazo, las obras ya pueden empezar en 2019 y uno o dos años más tarde, poder disponer del primer centro de distribución, por lo que en breve empezarán a preparar a gente para que conozcan la forma de trabajar en el grupo. En este sentido, ha mostrado su confianza en la preparación que reciben en las distintas facultades universitarias aragonesas profesionales de diferentes ramas como ingeniería o nutrición.


Por su parte, el alcalde de Épila, Jesús Bazán, ha mostrado su satisfacción por la decisión del grupo porque "va a transformar la vida" de la gente de la localidad como y del resto de la comarca de Valdejalón en cuanto a la creación de empleo e implantación de empresas auxiliares.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad

Opinión

1642074262781

By José María Pedrosa Jamar

Director Marine&Logistics Norte, Aon

Comenta
Port de Barcelona   Contenedores panorámica

Que sea un año en el que podamos seguir la estela de la digitalización, innovación y mundo cambiante en el que vivimos, eso sí, sobretodo debemos cuidar del planeta Tierra, esforzarnos a diario en nuestros quehaceres, disfrutar de la vida y tener fe, para que el 2022 pueda ser un gran año.

Comenta
Eduardomartin

by Eduardo Martín Garrido

Experto en supply chain

Comenta

Encuesta

Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad