COP26 Glasgow. Ahora o nunca

|

F1

_____

COP26 es la próxima cumbre climática de la ONU, que se celebrará en Glasgow, entre el 31 de octubre y 12 de noviembre, contando con la participación de más de 200 países.


Según los expertos, el tema es “simple”. Esta será la última oportunidad para salvar el planeta de efectos climáticos destructivos a corto y medio plazo. Hablamos de olas de calor, inundaciones, incendios, etc. Una emergencia climática. El objetivo, en paralelo con las medidas del “Fit For 55” europeo, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 y alcanzar el “Net Zero” en 2050. Se espera el compromiso de las grandes potencias productoras e industrializadas, sobre todo del G-7 que agrupa la mayoría de las emisiones, para conseguir el objetivo de reducir los gases contaminantes y evitar el incremento de las temperatura medias de todo el planeta.


Los acuerdos alcanzados en la última cumbre de París, habrían evitado el aumento de la temperatura media del planeta en 4 grados, lo que es positivo pero insuficiente. El encuentro de Glasgow persigue el objetivo de limitar ese incremento a 1,5 grados y el compromiso de los grandes líderes para conseguirlo. Se apela a la electrificación total de la movilidad antes de 2035 y se demandan inversiones y acuerdos vinculantes. Los fondos para promover estas acciones concretas, procederían en parte, de un impuesto global al carbono.


De manera paralela al COP 26, las navieras, miembros de la Organización Marítima Internacional (OMI), representantes del sector transporte, energía, finanzas y representantes políticos, se reunirán el próximo 6 de noviembre en un evento oficial denominado “Shaping the Future of Shipping”. Los participantes discutirán maneras para acelerar la reducción de emisiones, mediante apuestas en investigación y desarrollo. Esta conferencia sectorial quiere demostrar la importancia crítica de la acción inmediata y la colaboración intersectorial, para la transformación energética del transporte marítimo. Se persigue el consenso sobre una hoja de ruta regulatoria y técnica, para apoyar las necesidades ambientales globales y los requisitos comerciales de la cadena de suministro.


La industria naviera a nivel global, según constata la “International Chamber of Shipping”, ya ha pedido a la ONU que se reduzcan a la mitad los plazos del cronograma para alcanzar la descarbonización completa en 2050, financiando acciones con un fondo de 5 billones de dólares, para que los buques que naveguen en 2030 sean neutros en carbono. Las propuestas a debatir, demuestran el grado de compromiso y la implicación del sector, en un problema que ha dejado de ser de futuro, para ser de actualidad.


Se están pidiendo acciones climáticas ambiciosas de cara a la cumbre COP 26 por parte de sus organizadores y analistas. “Ahora o nunca” manifiestan, pues estas medidas en el mejor de los casos reducirán el incremento de la temperatura media del planeta, pero no resolverán el problema. De ahí las medidas a nivel europeo, “Fit For 55”, que tratan de agilizar el programa de descarbonización al máximo.


F2


Sin embargo, con los elevados precios del gas que se están experimentando desde hace unos meses, con subidas de hasta un 400% en Europa, varios países han ordenado de nuevo el incremento de la producción de carbón, aún cuando este contamina el doble que el gas y un 70% más que las gasolinas o diésel. La crisis energética actual, no está ayudando a revertir los GEI. Tras el confinamiento y con la reactivación económica, se ha disparado la demanda de productos y los precios de los combustibles fósiles. China y EEUU han incrementado de manera inmediata la producción de carbón, para dar respuesta a sus necesidades energéticas. Por todo ello, la cumbre de Glasgow supone un autentico reto.


El impacto para las compañías de oíl & gas es indiscutible. La COP 26 incrementará la presión sobre estas empresas, lo que traerá consigo desinversiones del sector y una mayor diversificación. Se enfatizará en los derechos de emisión, ya tratados en la anterior cumbre de París, para incentivar la comercialización y captura de emisiones de carbono, lo que podría contribuir a reducir estas en un 20% a nivel global.


F3


A nivel portuario, la actividad que se genera alrededor del sector oíl & gas es enorme, pero se reducirá con la eliminación de unidades o la reconversión de la flota para otras actividades offshore. Las empresas petroleras han ofrecido su industria, para contribuir con la transición y reducción de emisiones. Soluciones basadas en eólica marina y en la captura y almacenamiento de carbono, han sido propuestas por estas asociaciones industriales a los líderes de COP 26. Los gobiernos plantean un futuro sostenible para los trabajadores del sector oíl & gas, como medida para abordar una transición verde sin afectar a los empleos, acelerando las inversiones en fuentes de producción renovable, lo que va totalmente en la línea del liderazgo que ha asumido la Unión Europea. Europa se ha pronunciado y está actuando, pero las decisiones que se deriven después de la cumbre por parte de China o EE.UU., serán las que de verdad inclinen la balanza. Es nuestra responsabilidad no llegar tarde al futuro.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad

Opinión

1642074262781

By José María Pedrosa Jamar

Director Marine&Logistics Norte, Aon

Comenta
Port de Barcelona   Contenedores panorámica

Que sea un año en el que podamos seguir la estela de la digitalización, innovación y mundo cambiante en el que vivimos, eso sí, sobretodo debemos cuidar del planeta Tierra, esforzarnos a diario en nuestros quehaceres, disfrutar de la vida y tener fe, para que el 2022 pueda ser un gran año.

Comenta
Eduardomartin

by Eduardo Martín Garrido

Experto en supply chain

Comenta

Encuesta

Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad