La flota atunera española, primera capaz de garantizar la retirada de FADs con riesgo de varamiento en las Seychelles

|

Imagen2630x311 c_____

La flota, compuesta por 15 buques, invita a los 37 cerqueros restantes de otros países a poner en marcha proyectos similares con el objetivo de eliminar en su totalidad el impacto medioambiental de estos dispositivos al final de su vida útil y evitar que queden varados en arrecifes o playas. 

_____

La flota atunera española agrupada en la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (OPAGAC) se ha convertido en la primera capaz de garantizar la retirada de los dispositivos FAD (dispositivos de concentración de peces, DCP en español) con riesgo de varamiento en Seychelles. La flota, compuesta por 15 buques, invita a los 37 cerqueros restantes de otros países a poner en marcha proyectos similares con el objetivo de eliminar en su totalidad el impacto medioambiental de estos dispositivos al final de su vida útil y evitar que queden varados en arrecifes o playas.


La flota española ha conseguido este importante logro tras la puesta en marcha, hace un año, del proyecto FAD WATCH, tras el acuerdo firmado en septiembre de 2016 con la Autoridad Pesquera de Seychelles (SFA), la Island Conservation Society (ICS) y la Island Development Company (IDC). Tras los excelentes resultados obtenidos, el acuerdo se ampliará un año más y, según señalan los responsables de ICS, “ahora es el momento de que otras flotas se unan al proyecto para ayudar a las Seychelles a lograr entornos de arrecifes y playas totalmente libres de desechos de FAD en un futuro cercano”.


Cómo funciona FAD WATCH


En la actualidad y gracias al software de monitorización desarrollado por las empresas Satlink y Marine Instruments, la Island Conservation Society (ICS) recibe datos de situación de los FAD de los 15 cerqueros de Opagac, incluidos los seis de la naviera INPESCA, integrada recientemente en esta organización. Este software informa de las posiciones de los FAD en intervalos muy cortos de tiempo, lo que facilita su seguimiento, intervención y retirada por parte de la ICS.


Tras la retirada y limpieza de los dispositivos FAD, se procede a su adecuado almacenamiento hasta la recogida definitiva para su reciclaje. También se elaboran bases de datos e informes para evaluar los tipos de FAD empleados y su impacto medioambiental, así como para el diseño y desarrollo de otros con el menor impacto medioambiental posible.


Según Julio Morón, director gerente de Opagac, “estamos muy satisfechos con el resultado de este proyecto pionero en el mundo, que nos ha permitido avanzar en nuestro compromiso por la sostenibilidad de los ecosistemas marinos en los que operamos”.


Además de participar activamente en el proyecto FAD WATCH, la flota atunera de OPAGAC ha desarrollado, en colaboración con centro de investigación tecnológica AZTI, una nueva generación de FAD biodegradables. En este proyecto piloto, Opagac ha desplegado un centenar de estos nuevos dispositivos en el océano Índico para evaluar su durabilidad en condiciones reales de uso y la ausencia de toxicidad de los materiales que se usan en su construcción.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.