​Exposición "Cats & Port" en el Museo Marítimo de Barcelona

|

DSC 893630x20

Dará a conocer la labor de asistencia a los felinos que las asociaciones realizan en el Port de Barcelona.


El próximo jueves, 21 de julio, a las 19:00 horas, se inaugurará en el Museo Marítimo de Barcelona

la exposición "Cats & Port" dedicada a explicar cómo es la vida de los gatos que viven en el Port y la tarea de control, alimentación y asistencia sanitaria que realizan las protectoras de animales.


La gestión de los gatos que habitan en el Port se inició en 2005, cuando se firmó un convenio de colaboración entre el Port de Barcelona y asociaciones dedicadas a la protección de los animales para

poner en marcha un modelo de control y cuidado de las colonias existentes.


Actualmente viven en el Port diez colonias que reúnen unos 300 ejemplares. El convenio ha permitido

establecer una red de 20 puntos de alimentación y cobijo, de asistencia sanitaria (desinfecciones,

esterilizaciones, etc.) y ha facilitado que se realice una tarea extraordinaria de ayuda a animales enfermos,

heridos, en situación de peligro o de abandonos de gatades. También se han realizado traslados de colonias

enteras a otras zonas seguras dentro del puerto o en refugios fuera del recinto portuario por motivo de obras.


Este modelo de colonias de gatos feral no sólo se ha desarrollado en los espacios públicos del Puerto sino

que también ha sido adoptada por los concesionarios, que han visto las ventajas y las sinergias positivas

que implica tener las colonias de gatos controladas y con buena salud.


La gestión es realizada, en su mayor parte y con gran implicación de su voluntariado, por la Asociación Barcelona Gato y Perro, de la Plataforma Gatera del Ayuntamiento, que tiene a su cargo todos los espacios portuarios con presencia de estos animales a excepción del muelle de Pescadors, gestionado por Progat.


La iniciativa, emprendida doce años atrás por el Port de Barcelona y las asociaciones protectoras de animales, ha sido un éxito ya que ha facilitado la convivencia de esta especie con la actividad portuaria y ha demostrado que los gatos, controlados sanitariamente y alimentados adecuadamente, no suponen molestia, al contrario, ayudan a prevenir plagas de otros animales.


Este modelo de gestión hace que el Port de Barcelona cumpla la ley (Decreto Legislativo 2/2008 o Ley

de Protección de los animales de Cataluña; y la Ordenanza de 2014 del Ayuntamiento de Barcelona sobre

la protección, tenencia y venta de animales de compañía), y lo sitúa al frente de este tipo de iniciativas, lo que ha provocado que otros puertos de España hayan demostrado su interés en conocerlo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.