El presidente de Puertos del Estado inaugura en Ferrol la exposición “Faros: 2.000 años guiando a los navegantes”

|

FerrolInauguracion.exposicion.faros.exponav


Una completa colección de 100 piezas que arranca en 1850.


El presidente de Puertos del Estado, José Llorca, ha inaugurado una nueva sala de exposiciones, dedicada a los Faros y Sistemas de Ayudas a la Navegación, bajo el título “Faros: 2.000 años guiando a los navegantes” en la EXPONAV, en el edificio de Herrerías del Arsenal de Ferrol. El acto ha contado con la presencia del Almirante Jefe del Arsenal de Ferrol, Francisco Javier Romero Caramelo, el presidente de la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao, José Manuel Vilariño, el representante de la Xunta de Galicia el conselleiro de Política Social, José Manuel Rey Varela, y otras autoridades civiles y militares.


Puertos del Estado se ha unido a esta iniciativa prestando su colección, durante cinco años, lo que ha creado un espacio expositivo de gran valor, referente en España, junto con la exposición del faro de Porto Pi, en Palma de Mallorca. La Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao, promotora de este proyecto, ha contado con el respaldo de la Armada, que ha cedido una sala del edificio de Herrerías, dedicado a la Exposición Nacional de la Construcción Naval, para la instalación de esta muestra. De este modo, se ha conformado una colección excepcional, de 100 piezas, 61 cedidas por Puertos del Estado y 39 propiedad de la APFSC, que destacan por su valor histórico y científico.


Sistemas de encendido de faros, maquinarias de relojería, ópticas de cristal de roca, bocinas de sirenas, un radio faro y siete maquetas forman parte de la muestra, en la que destaca por su gran tamaño una boya de acero de más de nueve metros de altura, que durante años estuvo ubicada en la Punta de San Martín, señalando el veril del canal de entrada a la ría de Ferrol. Y entre las más antiguas, la óptica original del faro de Punta Estaca de Bares (1850), que fue considerado un punto estratégico para la navegación en el Plan General del Alumbrado Marítimo de los puertos y costas de España e Islas Adyacentes de 1847. Este plan recogía el establecimiento de 105 luces a lo largo de la costa española, dos de ellas en Galicia, los faros de primera categoría de Estaca de Bares y Finisterre.


La colección permite al visitante conocer el origen y evolución de los faros y restantes sistemas de ayudas a la navegación desde 1850 hasta la actualidad, y la importancia que tienen para los buques.


DE LAS HOGUERAS A LOS MODERNOS SISTEMAS DE NAVEGACIÓN


La historia de las señales marítimas discurre paralela a la historia de la navegación. Así, pasamos de las señales marítimas más primitivas, que eran simples hogueras colocadas en lugares altos y visibles, hasta los primeros edificios levantados para conseguir que la luz se divisase desde mayor distancia. Esta evolución fue desigual en las diferentes etapas históricas, considerándose el siglo XIX como la edad de oro de los faros, que con los años vieron completada su labor con el uso de otras señales acústicas, electrónicas y visuales, hasta llegar a la actualidad, en que la que las ayudas a la navegación están altamente tecnificadas y controladas en remoto.


Con el desarrollo de las nuevas tecnologías muchos de los elementos de las señales perdieron su uso original. Para conservar el valor patrimonial e histórico de estos equipos, Puertos del Estado y la APFSC vienen llevando a cabo diferentes acciones sobre los bienes que conforman sus colecciones. Ahora, algunos de ellos, se exhiben en la EXPONAV para crear una muestra referente en España.


SEÑALES MARÍTIMAS DE LA AUTORIDAD PORTUARIA DE FERROL-SAN CIBRAO


En 1993 la APFSC pasó a gestionar las señales marítimas comprendidas entre Punta Carboeira (Ría de Ares) y Ribadeo, en total nueve faros y 42 balizas y boyas. En los faros se han implantado novedades a nivel nacional como el monitorizado o la utilización de tecnología led en luces de largo alcance, con la que cuentan ya los faros de Cabo Prior (Ferrol), Punta Frouxeira (Valdoviño), que fue el primer faro de gran alcance en funcionar con LED en nuestro país, y Punta Atalaya (Cervo). También en Cabo Ortegal (Cariño) se instaló una lámpara de leds de alta potencia.


Con estas actuaciones, la APFSC apuesta por una política de ahorro energético y medioambiental, que al mismo tiempo le permite mejorar la luminosidad en las fuentes de luz de los faros y reducir el mantenimiento. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.