Enorme esfuerzo de los armadores para reducir sus costes en la última década

|

Portacontenedores


Según cálculos de la consultora y broker Clarkson, en 2016 la flota mercante mundial sumó unos OPEX totales que por primera vez superaron la cifra de 100.000 millones de dólares, referidas solo a los 53.000 buques de transporte de mercancías.


(ANAVE) Tradicionalmente, los costes del transporte marítimo se dividen en 4 grandes partidas: capital (que comprende la amortización contable más los costes financieros), costes fijos de operación (OPEX), costes de viaje (puertos más combustible) y costes de manipulación de la carga.


Los OPEX están, a su vez, compuestos por cuatro grandes partidas: tripulación, costes técnicos (mantenimiento + reparaciones + pertrechos + lubricantes), seguros y costes de administración (correspondientes a la gestión en tierra). Estos son los costes que cubre directamente el armador del buque, es decir, el responsable de su gestión náutica, sea o no su propietario (que correrá con los costes de capital) o su naviero (el responsable de la gestión comercial, que asumirá los costes de viaje y, en el caso de las líneas regulares, también los de carga y descarga).


Según cálculos de la consultora y broker Clarkson, en 2016 la flota mercante mundial sumó unos OPEX totales que por primera vez superaron la cifra de 100.000 millones de dólares (concretamente 100.800 M$). Estas cifras se refieren a los buques de transporte de mercancías (unos 53.000) y no incluyen otros buques, como ferries, cruceros, off-shore o remolcadores.


El 52,9% de esa cifra corresponde a costes de tripulación, el 25,1 a los costes técnicos, el 7,9% a costes de seguros y el 14,1% a administración. El desglose por partidas se muestra en el gráfico adjunto.



Clarkson compara esta cifra con la análoga de 2008 (83.000 M$) y destaca que, mientras en esos 8 años la capacidad de transporte de esta flota creció más de un 53%, sus costes operativos lo han hecho solamente un 21%. Es más que evidente el enorme esfuerzo de reducción de costes que han tenido que asumir los armadores en este durísimo periodo.


En el gráfico, Clarkson compara también el valor de los OPEX con los ingresos totales de la flota en condiciones time charter (es decir, excluyendo combustibles y otros costes de viaje), que cifra para 2016 en 123.000 M$, resultando un EBITDA de sólo un 22% de los ingresos totales, un margen muy escaso para la retribución de los costes de capital.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.