Entra en servicio en Australia un ro-ro con contenedores-cisterna de GNL como depósitos de combustible

|


El SeaRoad Mersey II ofrece de esta manera una solución sencilla, barata y segura para el suministro de GNL como combustible, sin necesidad de complejas infraestructuras en los puertos ni las gabarras o buques especializadas de suministro, que exijan importantes inversiones.


(ANAVE) El pasado 14 de diciembre arribó al puerto de Devonport, en Tasmania, el buque ro-ro Searoad Mersey II, en su viaje inaugural. Se trata del primer buque en el mundo que utiliza un sistema de suministro de gas natural licuado (GNL) como combustible mediante contenedores-cisterna que se embarcan y desembarcan como cualquier otra mercancía rodada.


Este sistema de carga de combustible ha sido desarrollado por la empresa sueca Cryo y consiste en 7 contenedores cisterna Tipo C, de los cuales se embarcan 3 en cada viaje, que irán trincados sobre la cubierta de intemperie. Situados totalmente a popa de la zona de carga, estos contenedores cisterna serán los últimos en embarcar y los primeros en desembarcar, de tal modo que todas las operaciones de carga y descarga se desarrollarán sin GNL a bordo.


El SeaRoad Mersey II ofrece de esta manera una solución sencilla, barata y segura para el suministro de GNL como combustible, sin necesidad de complejas infraestructuras en los puertos ni las gabarras o buques especializadas de suministro, que exijan importantes inversiones.


También es un sistema mucho más rápido que el suministro de camión-cisterna a buque.


El SeaRoad Mersey II ha sido construido por el astillero alemán Flensburger Schiffbau-Gesellschaft (FSG) y clasificado por DNV GL.


Tiene 182 m de eslora, 26,6 m de manga, 6,3 m de calado y unos 2000 metros lineales de espacio de carga ro-ro. Está propulsado por dos motores duales de 7,2 MW de potencia cada uno y operará a una velocidad de servicio de 20 nudos, en línea regular cruzando el estrecho de Bass, entre Melbourne (Australia) y Devonport (Tasmania), que distan unas 250 millas. El buque no estará plenamente operativo hasta el primer trimestre de 2017.


Según la naviera australiana SeaRoad, propietaria del buque, con este sistema el buque tiene una autonomía suficiente, con un amplio margen de seguridad para cruzar el estrecho de Bass. A pesar de ello, los motores principales del SeaRoad Mersey II son duales y podrán utilizar combustible diesel como reserva de seguridad en caso de no disponer de GNL en los tanques principales. De hecho, en su viaje "de entrega", entre Alemania y Australia, el buque ha navegado con combustible diesel convencional.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.