Puertos de Las Palmas ha perdido ya más de 20 millones de euros por las irregularidades en el muelle de La Esfinge

|

PuertosdeLasPalmasDiquedeLaEsfinge

_____

El organismo público ha adjudicado recientemente por cerca de 5 millones de euros las obras de refuerzo del dique ante las deficiencias detectadas, una cantidad que se suma a los 3,5 millones de actuaciones anteriores y a la retirada de una subvención europea de 11,5 millones

En la causa judicial abierta en 2015 ya figuran cinco investigados, entre los que destaca José Daniel López, director de la Autoridad Portuaria y responsable de las obras en la etapa en la que se cometieron las irregularidades, con Javier Sánchez Simón (PP) de presidente

Un informe de Intervención del Estado concluye que la Autoridad Portuaria pagó 3,2 millones de euros a la adjudicataria de la obra por bloques de hormigón que no había fabricado y que pertenecían a otro proyecto, también con financiación europea

El anterior presidente de Puertos Las Palmas sitúa el caso de La Esfinge y su decisión de llevarlo a la Fiscalía como el origen de su enfrentamiento con su entonces homólogo en Puertos del Estado, José Llorca, a quien atribuye una relación de amistad con López.

_____

(CanariasAhoraIván Suárez) El quebranto económico que han ocasionado a las arcas de la Autoridad Portuaria de Las Palmas las irregularidades técnicas y contables detectadas en las obras de la segunda fase de construcción del muelle de La Esfinge, en la capital grancanaria, supera ya los 20 millones de euros. Una cifra que se ha alcanzado después de que el Consejo de Administración del ente, presidido desde mayo por Juan José Cardona (PP), acordara en su última reunión, celebrada el 20 de diciembre, adjudicar a la empresa Satocan por 4,3 millones de euros el contrato para reforzar la berma sobre la que se apoyan los bloques de hormigón del dique. El anterior equipo, liderado por Luis Ibarra (PSOE), había promovido este proyecto para solventar una de las deficiencias de esta obra, iniciada en 2007 y recepcionada en 2013, y cumplir así con las exigencias de los pliegos, basadas en informes de Puertos del Estado.


Antes de conceder este último contrato, que prevé el comienzo "inminente" de las obras, con una duración de 33 meses, la Autoridad Portuaria de Las Palmas ya había pagado algo más de 800.000 euros en actuaciones, estudios y sondeos previos. En total, más de 5 millones de euros a los que hay que sumar los aproximadamente 3,5 millones que había tenido que gastar en otras obras de refuerzo en La Esfinge en años precedentes. El ente público, dependiente del Ministerio de Fomento, perdió además, como consecuencia de las anomalías descubiertas en la dirección de la obra, 11,5 millones de euros al tener que devolver los fondos de cohesión que la Unión Europea había destinado a este proyecto, que contaba con un presupuesto total de 46,3 millones de euros.


Según fuentes portuarias consultadas por CanariasAhora, la cifra aún puede aumentar ante la posibilidad de que también se pierda la subvención europea, en este caso de fondos Feder (de hasta el 85% de un presupuesto de 13,1 millones de euros), concedida para la construcción del contradique sur, una infraestructura ajena pero coetánea a La Esfinge, desde donde se desviaron a esta, sin que mediara procedimiento administrativo alguno, bloques de hormigón con dimensiones diferentes a las especificadas en el proyecto.


Este trasvase de fondos públicos de una obra a otra, de bloques que sobraban en el contradique sur y faltaban en La Esfinge es, precisamente, el que centra, de momento, las pesquisas del magistrado titular del Juzgado de Instrucción 7 de Las Palmas de Gran Canaria, Javier García-Sotoca. Las diligencias fueron abiertas a finales de 2015 tras una denuncia presentada por José Emilio Olivares, entonces director de las sociedades de estiba, y desde ese momento han sido citadas a declarar como investigadas cinco personas.


Entre ellas emerge la figura de José Daniel López, director de la Autoridad Portuaria y máximo responsable de las obras durante la mayor parte de la ejecución de la segunda fase del proyecto, la época en la que se detectaron las irregularidades. López era cargo de confianza de Javier Sánchez Simón (PP), presidente del ente entre 2007 y 2011 y protagonista, escasas fechas antes de abandonar el puesto, de un intento fallido de recepción de la obra en un polémico episodio, al romper el acta después de que un inspector del Ministerio de Fomento hubiera hecho constar en el informe previo que las actuaciones realizadas en el Muelle de La Esfinge no se ajustaban a las contempladas en el proyecto. A pesar de que es un trámite imprescindible para justificar la subvención europea, la obra no contó con acta de recepción hasta 2013, ya con Luis Ibarra como presidente.


Además de López, en esta causa están imputados otros dos trabajadores de la Autoridad Portuaria. Uno de ellos es Miguel Ángel Larraz, jefe de obra, investigado desde la apertura de las diligencias. El otro es Salvador Capella, director de la Autoridad Portuaria en la fase final del proyecto y en la actualidad. Ha sido, junto a Daniel García-Arroba, gerente de la UTE que acometió el proyecto (liderada por FCC y en la que también estaban Dragados, Matías Marrero y Félix Santiago), el último en ser incluido, a través de un auto dictado por el juez el pasado mes de diciembre, en una relación que completa Juan Antonio Madrigal, que era representante de FCC en el momento de los hechos. Se les investiga por la presunta comisión de los delitos de malversación de caudales públicos y falsedad documental.


Informe de Intervención del Estado

Al sumario de la causa de La Esfinge se ha incorporado recientemente un informe demoledor firmado, en calidad de perito, por Tanausú Quesada, interventor y auditor del Estado. Se trata del mismo técnico a quien Luis Ibarra había pedido en octubre de 2013, tras detectar las anomalías en las obras, un informe jurídico que entonces no pudo hacer ante la negativa de Puertos del Estado, en ese momento presidida por José Llorca, con quien el socialista mantuvo constantes enfrentamientos a lo largo de sus siete años de mandato.


El interventor del Estado relata en su informe que en la obra de La Esfinge se colocaron más de 26.000 metros cúbicos de bloque que no fueron fabricados por la adjudicataria del contrato. De ellos, se certificaron más de 23.000. La mayoría de este material fue fabricado por la empresa que lideró el proyecto para la construcción del contradique sur o fue recuperado de esta obra, aunque una pequeña parte procedía del muelle de León y Castillo.

_____

Lee la noticia completa en este enlace de CanariasAhora


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.