​PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE CONSIGNATARIOS Y ESTIBADORES DE BUQUES DE LAS PALMAS

Jaime Cabrera: “Vamos a trabajar para que en el Puerto no haya trabas que impidan desarrollar nuestro negocio”

|

Asocelpa   Jaime Cabrera   retrato

_____

Jaime Cabrera es desde el pasado 24 de octubre el nuevo presidente de la Asociación de Consignatarios y Estibadores de Buques de Las Palmas (Asocelpa). Desde 2007 pertenece a la junta directiva, y hace dos meses, tras la salida del anterior presidente, Carlos Núñez, ocupó la presidencia en funciones. El pasado mes de octubre se ratificó su presidencia en una asamblea general. Con él hemos querido desmembrar el proyecto de los consignatarios en esta etapa que inicia.

_____

¿Cuál es el proyecto que va a poner en marcha o la línea en la que va a trabajar en su mandato como presidente?


El proyecto no va a cambiar con respecto al que iniciamos hace diez meses. Será una línea continuista, aunque como es obvio iremos incorporando novedades. En definitiva queremos hacer de Asocelpa una asociación más grande de lo que ya es. No hay que olvidar que Asocelpa cuenta ya con 93 años de existencia, siendo la asociación más antigua de Canarias. Estamos trabajando con uno de los puntos del proyecto que se inició anteriormente: “Rumbo 2025”. Queremos llegar al aniversario de los 100 años con determinados hitos cumplidos. Queremos destacar la gran representatividad que tenemos bien definida, ya que representamos a dos áreas muy concretas y vitales del negocio portuario, de las más importantes: la consignación y la estiba.


Lo que queremos es que nuestra presencia, como hasta ahora ha sido, sea fundamental, que seamos el referente del sector, sin anegar y sin estar bloqueando a nadie. Queremos seguir coordinándonos con el resto de las asociaciones y federaciones para los temas importantes que tengamos en común, y llevarlos juntos a las administraciones donde haya que defenderlos para que el día a día del asociado y del empresario esté más afianzado y sin tantas trabas.


¿En esta nueva etapa que inicia, habrá algunos puntos claves que tengan prioridad en su presidencia?


Los dos o tres puntos claves están ya definidos desde el mandato anterior. Pero también es cierto que tenemos problemas que nos hacen desgastarnos día a día frente a las administraciones: los grandes temas que están sin resolver desde hace muchísimo tiempo como son las tarifas planas, los pliegos de servicios portuarios básicos, el tema del IBI, el 24x7 (una de las reivindicaciones históricas de este sector), la mejora de las telecomunicaciones y de la interactuación telemática entre la administración y las empresas para que no tengamos que estar haciendo trámites obsoletos y presenciales en el tiempo que estamos.


Yo, además, me he propuesto intentar que, junto con los dos presidentes de las dos federaciones que representan al sector, Fedeport y Fecol, tengamos una intención clara de afrontar en conjunto los problemas comunes, manteniendo la independencia que nos caracteriza, sin pensar en integraciones ni fusiones. Cada cual tiene su estructura y sus asociados bien definidos, pero es cierto que hay temas como los que he mencionado, y si somos capaces de ponerlos en común frente a la Autoridad Portuaria, Sanidad, Aduanas, Delegación de Gobierno y otros, tendremos mucha más fuerza para llevarlos a término.


Esto ya se ha intentado en ocasiones anteriores, pero es cierto que ahora el momento es mucho más propicio, de hecho las relaciones son muy buenas.


Lo importante es trasladar lo que preocupa al sector en su conjunto a la administración. En definitiva, el día a día que el puerto necesita no es de conflicto, es de liderar temas.


En nuestro caso, nosotros trabajamos en muchos temas en la sombra que luego son referentes en el sector porque se solucionan problemas que le preocupan al asociado. Nuestro objetivo es que el día a día de nuestros asociados y del puerto sea lo más optimo posible y sin trabas que impidan desarrollar nuestro negocio.


En estas últimas semanas se habla mucho sobre la entrada en juego de competidores en los servicios básicos, como en el amarre o en el remolque. ¿Cómo se valora desde Asocelpa?


Nosotros no podemos tener ninguna otra posición que la de normalidad absoluta. Uno de los grandes problemas que tiene este puerto es que llevamos más de 15 años con problemas con los pliegos de esos servicios portuarios básicos y también con el tema de las tarifas planas.


Se da la circunstancia de que hasta ahora solo había una empresa y ahora se presentan alternativas. La competencia no es mala, al contrario, hace que se agudice el ingenio para no quedarse atrás. Pero esto hay que hacerlo en base a unos criterios que no perjudiquen al que ya está, especialmente aquí, donde no están definidos los pliegos pero sí que se prestan los servicios con unos mínimos.


Dicho esto, es competencia de la Autoridad Portuaria definir muy bien las reglas de entrada de un nuevo competidor hasta tanto no se aprueben los pliegos que lo vayan a definir legalmente.


Asocelpa está encantada de que haya diversidad de oportunidades para que la competencia fluya. Insisto, la competencia ayuda a mejorar el servicio.


¿La Autoridad Portuaria ha pedido opinión a Asocelpa? ¿Tiene la asociación alguna participación en la valoración de estos criterios?


En este caso es un tema novedoso, porque no se había dado la circunstancia de que aparecieran operadores adicionales a los que existen.


Asocelpa participa en el Comité de Servicios Portuarios Básicos, un órgano consultivo, y en el Consejo de Navegación. En ambos órganos se debate sobre los pliegos, se ve en conjunto cómo afecta al desarrollo de la actividad, y nosotros aportamos después, con una propuesta, nuestras alegaciones. Es la autoridad portuaria quien posteriormente hace una valoración de estas posiciones y la remite a Puertos del Estado para su aprobación. Vuelvo a insistir, llevamos atrapados en el tiempo desde 2008. Realmente es un problema fundamental. Si esto estuviera bien definido, las reglas del juego estarían claras y no tendríamos que estar hablando de cómo habría que afrontar la situación.


¿Esta ausencia de pliegos de servicios básicos portuarios afecta a la tarifa plana?


No debería. En muchos puertos está aprobada la tarifa plana y los pliegos aun están desarrollándose. Desde Asocelpa defendemos que se apruebe la tarifa plana porque en la ley se recoge que no puede haber recargos como nocturnidad o festivos y aquí se aplican. Por tanto, ya debería haber aprobada una tarifa plana y que los pliegos vayan caminando de manera ágil y con un objetivo de fecha para poder cerrarlo con garantías para todos.


Si las tarifas son susceptibles de interpretación el consignatario no tiene capacidad de recuperar ante el armador los sobrecostes que podrían darse por esta circunstancia.


¿Una de las reivindicaciones de Asocelpa es la participación en el consejo de administración de Puertos de Las Palmas?


El tema de la representación en el consejo ha sido un empeño de la asociación en muchas etapas pero no nos obsesiona porque para eso habría que ver si puede modificar la composición actual de ese consejo, sin ánimo de echar a nadie, para entrar nosotros. Si tenemos como patronal una representación tan importante como la que tenemos (el 99% de las consignatarias están aquí y el 99% de las estibadoras también) y comprendemos el negocio y los problemas del día a día del puerto, parece razonable que si pudiésemos sumar en el consejo de administración sería para bien del sector portuario y para defender los temas que, aunque ya los defendemos por otras vías, no lo estamos haciendo como nos gustaría.


Por otro lado, hay un representante en el consejo, a través de Fedeport, Javier climent, que es miembro de la junta directiva de la asociación, y a través de él tenemos oportunidad de llevar cualquier tema al consejo de administración.


Tenemos otras estrategias a seguir para conseguir esta representación, porque entendemos que los criterios que se usaron para llevar a Fedeport al consejo fueron unos que en ese momento no entendíamos que fueran los lógicos, ya que había otros que se podían aplicar para ver quién debía ostentar la representación del sector portuario.


Por otro lado, estamos trabajando a través de +Port, la mesa que ha creado el presidente de la Autoridad Portuaria, donde podemos llevar los temas que nos preocupan, que son los pilares fundamentales del negocio. Somos una de las organizaciones que más participan activamente.


Quiero dejar claro que nos encantaría estar en el consejo pero no es una obsesión, hay otras prioridades que nos preocupan más.


Asocelpa   Jaime Cabrera


¿En qué situación se encuentra la estiba?


En relación a la estiba hay un momento de calma temporal ya que ha habido intención de que se produzcan los procesos de transformación de las Sageps en Centros Portuarios de Empleo a marchas forzadas, porque existe un plazo que expira en mayo del año que viene.


Ha habido movimientos previos donde las empresas de la Sagep han manifestado la intención de transformarse. Esto supone el inicio de un proceso ya que hay que crear estatutos, presentarlos en la autoridad competente y pasar el tramite de la autoridad laboral. Estamos en un momento de impasse hasta el 15 de diciembre, periodo que han fijado los estibadores para nuevos contactos y ciclos de tanteos, aunque no va a haber grandes cambios.


Por otro lado, estamos con unas elecciones en puertas que no van permitir que se tomen unas decisiones tan importantes como las que pueden derivarse de la situación de la estiba. El reglamento que se tenía que desarrollar está parado. Tuvimos la suerte de entrevistarnos con la presidenta de Puertos del Estado y uno de los temas importantes a tratar fue la regulación de la estiba, y nos resolvió gráficamente como está el desarrollo del reglamento, el cual previsiblemente tiene que ser modificado y por ello puede que se dilate un poco más en el tiempo. Está todo un poco en el aire.


¿Esta situación puede interpretarse como que va a llevar a una etapa de conflicto?


Es previsible si las partes no pueden tener todo lo que reclaman, pero no se puede saber. Hasta ahora los estibadores han tomado una postura de tanteo porque ni una parte ni la otra tienen claro qué puede pasar. Se irán tomando decisiones según vaya evolucionando la situación.


¿Cómo están las relaciones con la presidencia de la Autoridad Portuaria?


Las relaciones son muy buenas. Existe la oportunidad del cara a cara para poder hablar de los grandes temas. El presidente Juan José Cardona ha creado muchos foros como la mesa de +Port, y ahora tiene otro proyecto que no voy a desvelar pero lo va a presentar en breve, y está intentando mediar para que esa toma de decisiones pueda dirigir los problemas actuales a la solución que requieren. Desde nuestro punto de vista está muy proactivo. Con un bagaje corto ha hecho muchas incorporaciones novedosas como la marca comercial del puerto LasPalmasPorts, la mesa +Port, y el acercamiento a las asociaciones y federaciones. Se quiere posicionar en el centro de todo, no en un lado, y eso creo que lo está consiguiendo.


Además creo que tiene que jugar un papel importante con los tres presidentes de las organizaciones más representativas del sector para conseguir esa focalización de objetivos comunes. Creo que él puede ayudar a que el acercamiento se produzca y se simplifique.


Por otro lado, tiene muchos proyectos sobre la mesa, pero está cogiendo el pulso a dos o tres de los importantes, que con las elecciones de por medio no se si le dará tiempo a materializarlos.


Hemos tenido reuniones técnicas donde Cardona ha estado como interlocutor principal, como en reparaciones navales o la falta de línea de atraque, y se ha implicado personalmente para llevar de la mano esos temas y dirigirlos a los técnicos que tengan que dar solución a esa problemática.


El tema del puerto pasa por los empresarios y la información que dan éstos es fundamental. Él lo llama la gran comunidad portuaria. Cree que aquí los verdaderos actores principales son los agentes portuarios y los empresarios, pero bajo un paraguas de garantía, y él lo intenta crear para que cuando el consignatario vaya a traer un nuevo tráfico y se genere un compromiso con el armador de línea de atraque disponible, por ejemplo, ésta se pueda garantizar. No podemos vender humo.


En cuanto a las nuevas inversiones que plantea el presidente Cardona, como la terminal de pasajeros, a la que se dedicarán muchos recursos para poner en marcha una terminal pública, ¿Qué valoración se hace desde Asocelpa?


El modelo cambia porque si bien antes sólo era la inversión pública la que sustentaba las grandes infraestructuras, hoy hay otros modelos públicos/privados que tienen unos alicientes.


Para esta terminal de pasajeros hay que valorar el objetivo del puerto como puerto base y como puerto atractivo para dar servicios a los cruceristas y a las empresas de cruceros. Aquí ya tenemos una terminal. Si hablásemos de una nueva terminal con una inversión más fuerte o profunda se debería tender a otro modelo, pero una terminal que ya está, implementada con unas mejoras que no tendrán una inversión tan fuerte, quizá se pueda hacer con la propia capacidad económica que el puerto tiene. La estrategia tiene que estar bien definida. El presidente Cardona tiene muy en cuenta la percepción de los agentes portuarios para definir esta estrategia.


¿Qué valoración hace sobre toda la nueva configuración de la marca comercial del puerto?, ¿Tiene utilidad para el sector?


Es una demanda histórica la de tener una marca como cualquier otro de los grandes puertos de este país. Se ha presentado a lo grande, con gran presencia en marketing y publicitaria, y ya era hora de tener una marca. Ahora hay que trabajar entre todos para llenarla de contenido.


El resto de las empresas debe tener ese paraguas bien definido. Cuando un consignatario vaya a captar clientes para el puerto, que vaya con la marca como soporte, con todo lo que representa LasPalmasPorts de servicios y garantías. Aquí se pueden hacer reparaciones, descarga de pescado, tráfico de pasajeros… Que lo que se venda sea una realidad y se disponga de las infraestructuras necesarias para que no haya un inicio comienzo rápido de un tráfico y luego se desinfle porque el armador no tenga las garantías que se le ofrecieron.


La nueva marca comercial es importantísima para ir a las ferias. Además, es una novedad que la Autoridad Portuaria nos comunique a qué ferias va a asistir, permitiendo incorporarnos a su propio stand y con esa marca. Esto hace que cualquier agente de la comunidad portuaria pueda ir a presentar su producto y trabajar en común.


Esa comunidad de la que habla el presidente se refiere a tener una comunidad fuerte en la que la autoridad portuaria funcione como agente económico que busque captación de tráfico y que el consignatario o empresa estibadora puedan dar servicio.


Para finalizar, ¿Entraremos en una etapa de conflictos entre las empresas y la Autoridad Portuaria, con la aparición de algunas demandas como la que Hidramar acaba de ganar?


Nosotros no tenemos que centrarnos en avivar conflictos, ni centrarnos en distracciones. Nuestro foco debe estar en los grandes problemas del puerto y cuáles son sus soluciones: Línea de atraque, el tema de servicios 24/7, etc. Teniendo clara y fuerte esa estructura el resto vendrá solo.


Las reclamaciones por parte de usuarios o concesionarios que no puedan ser resueltas en el seno de la APLP, se deberán resolver en los tribunales competentes para ello.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.