Los cables de aluminio se abren hueco para sustituir al cobre en los buques

|

Olimpic Artemis

_____

DNV GL emite la primera aprobación de tipo para cables de aluminio a bordo de embarcaciones. 

Un buque de apoyo offshore, en alta mar, puede tener 60 toneladas de cables de cobre instalados. Si estos fueran reemplazados con aluminio, el peso bajaría a 30 toneladas. 

El ahorro estimado global de cambiar al aluminio del cobre es del 50 por ciento. 

Tendría además un efecto indirecto en la reducción en el consumo de combustible.

_____

DNV GL emite la primera aprobación de tipo para cables de aluminio a bordo de embarcaciones. "Esta aprobación de tipo representa otra primicia para el conjunto de reglas de DNV GL y demuestra nuestro compromiso de avanzar en la clasificación para ayudar a nuestros clientes", dice Geir Dugstad, vicepresidente sénior, director de clasificación de buques y director técnico de DNV GL - Maritime. "La electrificación está desempeñando un papel cada vez más importante en la propulsión de barcos y esta nueva aprobación de tipo puede ayudar a reducir costos y mejorar la sostenibilidad".


Las nuevas aprobaciones de tipo DNV GL para cables y conectores de aluminio permiten reemplazar el costoso cobre por aluminio. El ahorro de costos puede ser significativo - con el precio del aluminio en 2018, aproximadamente un tercio del de cobre.


"Tradicionalmente, los cables de alimentación para uso marítimo se han fabricado con cobre", explica Ivar Bull, DNV GL - Maritime. "Por supuesto, el cobre es un conductor eléctrico ideal, pero el precio del cobre ha estado aumentando drásticamente en las últimas décadas, lo que aumenta las presiones de costos en la industria marítima. Al mismo tiempo, la propulsión eléctrica se está generalizando en el transporte marítimo, lo que aumentará la demanda y la importancia de encontrar cables de alimentación más económicos”.


DNV GL Thermography verified conditions on terminations 1134x350 tcm8 123095


La conductividad más baja del aluminio significa que se requiere un cable más grueso, pero esto se compensa con un peso total más bajo. Por ejemplo, un buque de apoyo offshore, en alta mar, puede tener 60 toneladas de cables de cobre instalados. Si estos fueran reemplazados con aluminio, el peso bajaría a 30 toneladas. Pero incluso teniendo en cuenta el precio de las terminaciones especiales de alta calidad, el ahorro estimado global de cambiar al aluminio del cobre es del 50 por ciento. Los cables más ligeros también resultan más fácil en una instalación para el constructor de buques y menores costos de transporte de materiales. Finalmente, un buque con cables de aluminio, en lugar de cables de cobre, es más liviano y más eficiente en el consumo de combustible, lo que resulta en menores costos operacionales.


El uso de cables de aluminio ha sido probado, durante los últimos tres años, en una instalación piloto a bordo de Olympic Artemis, un buque de apoyo en alta mar multipropósito, propiedad de Bibby Offshore. Los cables se han utilizado para suministrar energía a uno de los propulsores del buque.


Recientemente, los expertos de DNV GL, junto con representantes del fabricante de cables Amo Specialkabel AB, revisaron los cables de aluminio a bordo del Olympic Artemis con una cámara termográfica. Urban Sandberg, gerente técnico de Amokabel, dijo: "La ambición de Amo Specialkabel es ser innovador y líder en el mercado cuando se trata de soluciones ambientales y técnicas para el mercado marino".


La encuesta confirmó las conexiones perfectas después de más de 11,000 horas de operación y DNV GL pudo emitir las aprobaciones de tipo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.