Vuelven a Marín para la campaña de pesca congelada las últimas construcciones de Nodosa

|

Marin_____

Las plantas frigoríficas ubicadas en el Puerto de Marín dedicadas fundamentalmente a la recepción, almacenamiento y procesado de pesca congelada son uno de los principales motores económicos para toda la comarca. 

_____

Algunos de los últimos pesqueros de altura construídos en el astillero Nodosa de Marín vuelven “a casa” para participar en la campaña de descargas de pesca congelada que se está viviendo en el puerto. Es el caso del arrastrero Monteferro que, tras finalizar su primera marea, regresó al Puerto de Marín donde fue construído, para descargar sus capturas en el Muelle Este después de hacer escala en el puerto uruguayo de Piriápolis. 


La actividad de pesca congelada se está intensificando estos días en los frigoríficos del puerto con la llegada y operaciones de descarga de otros buques como el Igueldo o el Kalatxori, ahora mismo en los muelles Pesquero Norte y Expansión Este y procedentes de Río de Janeiro y de Montevideo respectivamente, o el Frio Athens que finalizó sus labores en puerto este fin de semana.


Las plantas frigoríficas ubicadas en el Puerto de Marín dedicadas fundamentalmente a la recepción, almacenamiento y procesado de pesca congelada son uno de los principales motores económicos para toda la comarca. En su conjunto superan los 1.000 puestos de trabajo directos a los que habría que sumar las subcontratas que trabajan habitualmente para estas compañías (talleres, vigilancia, limpieza, suministros, etc.).


Gran parte de las empresas frigoríficas implantadas en el puerto cuentan además con salas de elaborado de pescado, una de las actividades que más empleos crean en la zona. El Puerto de Marín cuenta en su conjunto con una capacidad de almacenamiento frigorífico de unos 262.000 metros cúbicos concentrados en un único recinto. Desde las plantas de frío del Puerto de Marín se exportan productos elaborados a los principales mercados de Europa y algunos de ellos han recibido varios reconocimientos y galardones por parte de los consumidores. El pescado congelado es una de las mercancías que cuentan con certificación europea de calidad en el Puerto de Marín.


Además de las descargas de pescado congelado a granel, el Puerto de Marín es un referente logístico para la operativa de esta mercancía en contenedor. Termarín, la terminal de contenedores del puerto, es escala en las rutas internacionales de grandes navieras para tráficos de este tipo. Así, el Puerto de Marín se ha consolidado como una puerta de entrada de primer orden para los contenedores “reefer” en Galicia. La terminal cuenta con más de 500 conexiones para mercancía refrigerada y con todos los servicios y maquinaria especializada para atender estos tráficos. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.