Juan Carlos Núñez: "Los consignatarios debemos estar en el lugar que nos corresponde"

|

JuanCarlosNezAsocelpa

_____

El recién elegido presidente de la Asociación de Consignatarios y Estibadores de Buques de Las Palmas, patronal que cumple 93 años, hace un recorrido por los objetivos que se plantea Asocelpa bajo su presidencia y analiza para nosotros cómo ve la actual situación del Puerto de Las Palmas.

_____

Juan Carlos Núñez, presidente de la Asociación de Consignatarios y Estibadores de Buques de Las Palmas, fue elegido para el cargo el pasado 22 de diciembre en una contienda que se saldó por un voto de diferencia con su rival y hasta ahora compañero en la junta saliente, José Mayor. Viene de una familia con una larga trayectoria muy vinculada a los consignatarios, no en vano su madre, Caridad Cuyás, ha sido la única mujer presidente de esta misma asociación, y su tío Cayetano Cuyás ha sido una referencia dentro de Asocelpa. Ahora él toma el testigo para liderar esta patronal, de la que lleva siendo miembro de su junta directiva desde hace más de 10 años.


Asocelpa representa representa en estos momentos a la mayor parte de las empresas consignatarias y estibadoras de la provincia, y probablemente a la mayor parte de los barcos que entran a puerto.


¿Cuáles son los objetivos que se plantea trabajar y conseguir durante su mandato?


Lo he dicho en las últimas semanas de manera reiterada. Lo primero que necesitamos es recuperar nuestra representatividad, pero no hablo solo de nuestra presencia en el consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, también frente a otras administraciones y otros interlocutores.


El segundo aspecto en el que debemos trabajar es en potenciar nuestra relación con la Autoridad Portuaria. Hemos empezado bien con el presidente, receptivo a que Asocelpa participe de manera activa en las decisiones del organismo que representa. Uno de los objetivos que nos hemos marcado es la tarifa plana, que creemos que debe estar resuelta para antes del verano, como plazo máximo.


¿De qué depende que se concluya con éxito esta propuesta de tarifa plana?


Fundamentalmente depende de que todos trabajemos unidos. La tarifa plana es una propuesta de la Autoridad Portuaria, que es quien elabora los pliegos y las tarifas, y requiere una aceptación por parte del prestatario y del cliente. 


Hay tres tarifas planas fundamentales que se deben regular: amarradores, prácticos y remolcadores. El amarre está bastante avanzado y creemos que sigue su trámite en Puertos del Estado para su visto bueno; Prácticos nos acaba de llegar hace poco tiempo y lo estamos estudiando para aportar nuestra visión. Como es obvio, hay algunas cosas nos gustan y otras no y hay que negociar, pero sin perder de vista que el objetivo fundamental es que salga adelante. Remolcadores será la última que nos llegará para valorar y discutir.


En definitiva, ¿de qué depende que finalmente salgan adelante estas tarifas planas?


Hay que encontrar un punto de equilibrio entre los prestatarios y los clientes, en el que entendamos que esas tarifas son buenas para ambas partes porque sirven para desarrollar el negocio del puerto, que supone entre otros aspectos atraer más barcos hacia este recinto y lo que ello implica, en servicios que se les presta y en generación de empleo y negocio empresarial.


Estas tarifas son claves en la competitividad del puerto, además de la estiba, por supuesto.


¿Qué vinculo tiene Asocelpa con la negociación del convenio de la estiba en este puerto?


Puesto que somos la Asociación de Consignatarios y Estibadores nos corresponde a nosotros la negociación del convenio de la estiba en este puerto. Somos los interlocutores que representamos a la parte empresarial puesto que las empresas estibadoras más representativas de los puertos que dependen de la Autoridad Portuaria de Las Palmas se encuentran aquí. No solo Opcsa y La Luz, también Naviera Armas, que es estibadora en el Puerto de Lanzarote.


¿Qué representa para Asocelpa entrar a formar parte del consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Las Palmas?


Si analizamos la composición del consejo, la mayor parte de los miembros no tienen un conocimiento profundo y detallado del día a día del puerto, de lo que los clientes le demandan. Nosotros formaríamos parte de ese pequeño núcleo que conocen lo que realmente sucede en el puerto y esa sería nuestra mayor aportación.


Nosotros no defendemos sustituir a nadie, porque mientras más representación empresarial haya en el consejo más fuerza tendremos los empresarios en transmitir lo que necesitamos. Consideramos que hay demasiada representación política que desconoce lo que realmente pasa en el puerto. Los alcaldes y los presidentes de los cabildos bastante tienen con preocuparse con los que pasa en las ciudades o en las islas como para profundizar en aspectos relativos a la competitividad, a las necesidades de los diferentes operadores o las demandas de los clientes.


Que el Gobierno de Canarias y el Gobierno de España entiendan que una representación como la que ostenta Asocelpa esté presente en el órgano de gestión de la Autoridad Portuaria es fundamental. La fórmula para nuestra incorporación está en sus manos.


Quiero resaltar que para nosotros es fundamental que esté representada la Cámara de Comercio, la Confederación de Empresarios y Fedeport por el lado patronal, y los representantes de los trabajadores, pero de la misma manera consideramos que debemos estar nosotros, la Asociación de Consignatarios y Estibadores en esa representación empresarial.


JuanCarlosNezAsocelpa2


¿Qué nos puede decir de las relaciones de Asocelpa con otras patronales como Fedeport, que han vivido tiempos difíciles en el pasado?


La realidad es que hoy por hoy no hay confrontación, al contrario, hay mucha unión y la búsqueda de más unión si cabe.


La etapa convulsa que vivimos en el pasado ha quedado atrás. Todos hemos entendido que trabajando por separado no sumamos. Quiero recordar que Asocelpa fue uno de los miembros fundadores de la Federación Canaria de Empresas Portuarias.


¿Está en el horizonte volver a formar parte de Fedeport?


No está en la agenda ni entrar ni quedarnos fuera, lo que está en la agenda es que volvamos a retomar la unión empresarial, que trabajemos todos en pro de los problemas que tenemos, que son los mismos. Ir por separado a reclamar las mismas cosas en los mismos ámbitos nos resta fuerza a las dos patronales.


Pasemos a otro asunto, ¿Qué le falta a este puerto para consolidarse en las distintas áreas en las que tiene fortalezas, o para hacerse fuerte en aquellas en las que ahora no tiene músculo?, ¿Hacia donte tiene que ir?


A este puerto le falta línea de atraque. Muchas operaciones en este puerto se pierden por no disponer de esa línea de atraque. Que no se haya hecho la ampliación del Reina Sofía ha supuesto que se pierdan muchas oportunidades. 


Además la ampliación de ese muelle permitiría que la terminal de Opcsa pueda incrementar su volumen de movimientos de contenedores.


¿Esos problemas de línea de atraque se resuelven con las inversiones que están en marcha o previstas por la Autoridad Portuaria?, hablo de la ampliación del Reina Sofía o la nueva zona de expansión de la Dársena de África, con el muelle Nelson Mandela y los muelles interiores.


Eso resolvería en gran parte la demanda de atraque, pero cuando esté finalizado. Tenía que estar ya, llevamos muchos años de retraso y eso nos ha frenado en el crecimiento.


¿Tiene Asocelpa una posición definida en cuanto al gas?


Es una evidencia que el mercado marítimo va hacia al gas, y eso no se puede negar. Las grandes navieras están incorporando el gas como combustible. Los cruceros hoy en día solo piensan en el gas. Si no se resuelve esta situación perderemos muchas oportunidades. No hay que olvidar que somos la gasolinera del Atlántico, y si como tal no tenemos un producto los clientes irán a buscarlo a otro puerto.


Nos consta que se ha solicitado algún espacio para almacenamietno del gas en el puerto, pero ya vamos tarde, no solo tenemos que estar en el momento en que suceden las cosas, sino que tenemos que intentar anticiparnos. 


En definitiva, independientemente de la fórmula, lo que nos interesa es que haya gas.


¿Considera que el Puerto de Granadilla será en el futuro un competidor relevante del Puerto de Las Palmas, y por tanto restará negocio al colectivo que usted representa?


El Puerto de Granadilla es una infraestructura importante. No es como Arinaga, un muelle pequeño y con pocas posibilidades de crecimiento. Pero no estamos preocupados por la competencia del Puerto de Granadilla o  el de Tenerife. Nuestra competencia también está en Tanger Med, Sines, Algeciras y otros muchos puertos. Nosotros nos tenemos que ocupar de que el Puerto de Las Palmas sea competitivo, se desarrolle y crezca.


¿Además de las inversiones que reclamaba en línea de atraque, que otras deficiencias hay que resolver en este puerto?


Ya hemos hablado de la tarifa plana. Para los barcos que llegan e incluso para las líneas regulares que mantiene este puerto con otros puertos son fundamentales. Tener los costes establecidos y definidos, independiente de que el barco llegue por la mañana, por la noche o en fin de semana, ayuda a optimizar también a las navieras sus costes.


¿Qué más se le debe exigir al Puerto?


Al Puerto siempre se le ha reclamado, y se lo hemos vuelto a pedir ahora al presidente Luis Ibarra, tras mi incorporación a la presidencia de la Asociación, tener un proyecto definido a largo plazo. Un punto de mira a 10 0 15 años vista de hacia dónde vamos a ir y cómo lo queremos hacer. Esto requiere que tanto Asocelpa como Fedeport y todos aportemos nuestras ideas y conocimientos de hacia dónde queremos dirigir los destinos del puerto.


¿Contribuye a esta falta de proyectos a medio y largo plazo la temporalidad de los presidentes del ente portuario, que habitualmente tienen mandatos más cortos que los propios proyectos, o cuál es la causa?


Tenemos que empezar por trabajar de la mano los empresarios con la Autoridad Portuaria para definir esos proyectos a largo plazo y diseñar las estrategias de acercamiento a nichos de mercado. Debemos huir de hacer infraestructuras para posteriormente ver qué se puede instalar en ellas. El proceso debe ser a la inversa. Repito a eso solo se llega con un trabajo conjuntos entre los operadores del puerto y la administración. Tenemos que mirarnos en el espejo de Puertos como Bilbao o Valencia donde las sinergias entre ambos estamentos son muy sólidas.


El sector de reparaciones navales al sector offshore, con la desmesurada ocupación de línea de atraque en largas estancias de buques perforadores y plataformas sin actividad, ¿Perjudica o beneficia al puerto y sus operadores?


No es nada fácil responder a esta pregunta. Que haya barcos parados sin actividad siempre es malo para el negocio en general. Que vengan barcos a este puerto que no tienen actividad es un arma de doble filo. Por un lado se bloquean muelles, pero por otro lado, se apuesta por un sector que ahora tiene su actividad frenada por la coyuntura internacional y los precios del petróleo, pero en cuánto despegue estaremos en la mejor posición para atender sus necesidades y eso será una fortaleza. Por supuesto que el ideal es que vengan con un proyecto de reparación fantásticos, que impliquen la participación de muchas empresas y talleres del sector.


Queremos ir cerrando con algunos temas que están latentes en el ámbito portuario. ¿En qué posición está Asocelpa en el conflicto aún latente de la solicitud de independencia del Puerto de Arrecife y la creación de una Autoridad Portuaria Lanzarote?


Yo creo que la unión hace la fuerza. En todo caso esto es un problema o un pulso político y nosotros no queremos entrar en ello. Desde el punto de vista empresarial estoy convencido que no tiene interés porque la segregación encarecería el puerto de Arrecife.


Para terminar, ¿La perspectiva de un potencial cambio en la presidencia de la Autoridad Portuaria tras las próximas elecciones a un año vista, cree usted que frena los proyectos que están en marcha o previstos?


Al contrario, yo creo que Luis tiene las ideas muy claras de por dónde ha de ir el puerto, y además tiene mucho entusiasmo para sacar las cosas, y si le queda o no un año, ya lo veremos. Yo personalmente tengo una muy buena relación con él y hay sintonía y fluidez en estos momentos entre las dos organizaciones.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.